Skip to main content

Full text of "Mensajero Valdense"

See other formats


'tó'üfísüj; 






íSfíílíí: 













































































































































































































































Digitized by the Internet Archive 
in 2018 with funding from 
Princeton Theological Seminary Library 


https://archive.org/details/mensajerovalden3687unse_6 


PORTE PAGO 


AÑO XXXVI 


DICIEMBRE 19 DE 1955 


N9 877 


MENSAJERO VALDENSE 

ORGANO OFICIAL DE LA FEDERACION DE IG LESIAS EVANGELICAS VALDENSES 
Respla ndeced como luminares en el mundo (Filip. 2: 15) 


Pastor JUAN TRON, Sra. LIDIA B. de 
REVEL, Srta. BLANCA E. PONS. 

Imprenta Editora: 

“El Siglo Ilustrado’’. — Y¡ 1276, 
Teléfono: 8-53-15. — Montevideo 

SUSCRIPCIONES: Uruguay $ 5.00 o/u. — Argentina $ 25.00 m/n. — Cambio de dirección: Uruguay $ 1.00 o/u, — Argentina $ 4.00 m/n. 


C O N T £ iü D O : 

Un libro que domina el mundo y desafía los siglos. — Leer la Biblia. — Comunicación Oficial. — La Biblia bate el record mundial de los gran¬ 
des tirajes. — La Biblia nos revela el designio de Dios para la Salvación del mundo. —■ La Biblia es una dinamita. — Dios habla: escuché¬ 
mosle. — La Biblia, libertadora del pensamiento. — La Biblia — Carta abierta a los Jóvenes Confirmados. — Fué homenajeado el Dr. Berton. 
— Doloroso Aniversario. — El Hospital Sanatorio Evangélico ya es una realidad. — Isaías, 43, 1: “No temas, porque yo te redimí; te puse nom¬ 
bre, mío eres tú”. — Nuestros Niños. — ¿Qué es el catolicismo?. — Centenario de la Asociación Cristiana de Jóvenes. — Calendario Evongélico. 

— La fuerza de la voluntad. — Ecos Valdenses. — In Memoriam. 


Director Responsable: 
JULIO TRON. — Colonia. 

Sub-DIrector: 

SILVIO LONG. — Colonia. 


MAR 9 1988 


Administrador: 
ERALDO LAGEARD. 
— Montevideo. 


Báez 484 — 



UN LIBRO 


Que domina el mundo 

Un día que San Agustín, violentamente 
agitado por las vacilaciones que precedie¬ 
ron su conversión, se había refugiado en un 
bosquecillo para meditar, oyó una voz pro¬ 
nunciar estas palabras: Tolle, lege. —Toma, 
lee—. Mirando entonces un libro que leía 
su amigo Alipio, cayó sobre una epístola 
de San Pablo que decidió su conversión. 

En todo el mundo cristiano se siente la 
necesidad de que la Biblia vuelva a ocupar 
cada vez más al primer puesto en nuestra 
vida religiosa y que uno de los mayores 
esfuerzos que debemos hacer es tender a 
divulgarla intensamente en el mundo no 
cristiano. 

Dedicamos a la Biblia una parte del nú¬ 
mero del 1 de noviembre de nuestro perió¬ 
dico, recordando que la Reforma —31 de 
octubre— devolvió las Sagradas Escritu¬ 
ras a todo el pueblo creyente, mientras que 
antes eran un tesoro del que podían dis¬ 
frutar tan sólo pocos privilegiados. 

Sobre la Biblia han escrito remarcables 
páginas Billy Graham —Luzzi: La Biblia 
•— Westphal: La lectura de la Biblia — 
Frommel: Estudios religiosos —-. La Socie¬ 
dad Bíblica Suiza ha publicado un óptimo 
opúsculo en ocasión del 150 9 aniversario de 
la fundación de la Sociedad Bíblica de 
Londres. 

De esa abundante y valiosa literatura 
hemos seleccionado algunos detalles que 


y desafía los siglos 

a continuación publicamos, esperando que 
en muchos lectores despertará un vivo de¬ 
seo o más bien una imperiosa necesidad de 
leer, o, como dice Jesús, escudriñar las Es¬ 
crituras porque en ellas tenemos la vida 
eterna. 


LEER LA BIBLIA 

a) ¿Por qué? 

—La Biblia es el pan de vida. 

No se puede vivir sin comer. Como el 
cuerpo tiene que ser alimentado d'ariamen¬ 
te para subsistir, así también el alma, a la 
que hay que suministrar regularmente el 
alimento que necesita. 

—La Biblia nos hace conocer al Salva¬ 
dor, es el medio meojr que Dios escogió pa¬ 
ra revelárnoslo. Desde la primera a la úl- 


COMUNICACION OFICIAL 

RECORDAMOS a los Presidentes de los Consistorios, de Comisiones 
nombradas por la Conferencia o Comisión Ejecutiva y de las Federaciones 
Femenina y Juvenil, que deben hacer llegar a manos del Presidente de la 
Comisión Ejecutiva, Pastor W. Artus, C. Valdense, ANTES DEL 20 DE 
ENERO PROXIMO y a fin de proceder a la redacción e impresión del 
INFORME ANUAL de la C. Ejecutiva, a presentarse en la Conferencia 
Anual, a celebrarse en Colonia Valdense a partir del primer lunes de mar¬ 
zo, las siguientes copias: 

1. — Dos copias del Informe Anual 1955. 

2. — Dos copias del resúmen del mismo para su publicación. 

3. — Dos copias del Informe Estadístico. (Se remitirán formularios). 

Además, dos copias del Informe Financiero al Tesorero de la C. E., 
Sr. Pedro Beux, Valdense. 

Esperamos vuestra colaboración, remitiendo puntualmente los infor¬ 
mes solicitados. 

Dentro de pocas semanas daremos a conocer el programa de la Con¬ 
ferencia Anual de Distrito. 

Agradecido, desde ya, os saluda fraternalmente en el Señor. 

Por la C. E.: Wilfrido Artus, 
Presidente. 






























































MENSAJERO VALUENSE 


Diciembre 1? de 1955 


IA BIBLIA BATE EL RECORD MUNDIAL 

de los grandes tirajes 

23 millones de ejemplares vendidos en un año 


y. 


tima página, la Biblia da testimonio de Je¬ 
sucristo. 

—Es la base de nuestra fe. 

—Fuera de la revelación bíblica todos 
los errrores, todas las aberraciones son po¬ 
sibles. Los pensamientos humanos pueden 
desviarnos de la vía recta. Sólo la Biblia es 
el guía seguro, la sola brújula que puede 
orientarnos con toda seguridad en nues¬ 
tra marcha hacia el cielo. 

—La Biblia soluciona todos nuestros pro¬ 
blemas, es el agua que apaga nuestra sed 
de vida y gozo profundo, nuestra sed de 
paz y sonsolación. Sola puede apudarnos a 
llevar virilmente la prueba y vencer la 
tentación. 

b) 'Cómo? 

La Biblia no es un libro como los demás 
que se puede leer desde la primera a la úl¬ 
tima página sin adecuada preparación y 
especiales condiciones espirituales. La Bi¬ 
blia es mi libro difícil.'Dios quiso que así 
sea. A los curiosos, los burlones, los dile¬ 
tantes, la Biblia dice muy poco; no la com¬ 
prenden, pronto se cansan por encontrarla 
sin sabor. Debemos leer la Biblia con el de¬ 
seo de oír la voz de Dios y hablar con El. 
Es su Libro. Para que sea provechosa pa¬ 
ra el alma, debemos hacer como el salmis¬ 
ta que oraba así: Señor, abre mis ojos pa¬ 
ra que pueda contemplar las maravillas de 
tu ley. Dos condiciones son indispensables: 
la oración y la fe, sin las cuales la lectura 
de la Biblia es vana. 

No leamos la Biblia apresuradamente. La 
lectura debe provocar preguntas como éstas: 
¿Qué me dice Dios hoy? ¿Hay una promesa 
que pueda hacer mía? ¿Una amonestación 
que me concierne, un lema para mi vida pri¬ 
vada? Porque la Biblia debe ser puesta en 
práctica, traducida en nuestra vida de cada 
día, vivida. 

¿A qué se compara la Palabra de Dios? A 
una lámpara que ilumina nuestro sendero 
(Sal. CXIX. 105); 

—Un espejo que nos revela nuestra ver¬ 
dadera condición. (Jacobo 1). 

—Una espada cortante del Espíritu que 
discierne los pensamientos y las intenciones 
del corazón. (Heb. LV. 12). 

—Un fuego que purifica las impurezas de 
nuestra vida. (Jer. XXIII. 29). 

—Una semilla de vida nueva que nos re¬ 
genera (Lucas VIII. 11). 

—Un pan indispensable para el alma (Ma¬ 
teo IV. 4). 

—Un tesoro más valioso que todos los bie¬ 
nes de la fierra. (Sal. XTX. 11). 

Bienaventurado el hombre cuyo deleite es 
en la Ley de Dios y en ella medita día y no 
che. 


! ATENCION! 

todas las colaboraciones deben diri¬ 
girse al Director, Pastor Julio Trun, 
Arda General Artigas, Dpto. de Co¬ 
loma. Por suscripciones, avisos, cambios 
de direcciones, '‘te., dirigirse al Ad¬ 
mi insl rador. Sr. Kraido Lageard, Baez 
484, Montevideo. 


La Biblia, un libro siempre de actualidad, 
el tesoro más valioso de nuestro patrimonio 
espiritual, libro que viene del fondo de los 
siglos y ha inspirado los artistas de las cate¬ 
drales, pintores y poetas; el libro más leído, 
ningún “bestseller” se aproxima al número 
de volúmenes que se imprimen de las Sagra¬ 
das Escrituras: 23 millones de ejemplares, 
completos o porciones del Libro Sacro en di¬ 
ferentes idiomas. 

La Sociedad Bíblica de Londres ha con¬ 
memorado el lóO 0 aniversario de su funda¬ 
ción : eSe jubileo ha sido caracterizado por 
un inmenso esfuerzo en vista de un retorno 
a la Biblia. El renacimiento bíblico actual 
no es limitado a una raza o a una confesión 
religiosa. En Extremo Oriente, en las Amé- 
ricas, en Europa, en todas partes, la Biblia 
habla a los hombres hoy como raras veces en 
el pasado. Las muchas “campañas” evan- 
gelísticas, las extraordinarias asistencias 
de oyentes pertenecientes a todos los ran¬ 
gos sociales han suscitado un deseo, más 
aún una necesidad profunda y más gene¬ 
ral de leer la Biblia. Noticias que llegan 
leí otro lado del telón de hierro dicen que 
han sido establecidos días especiales para 
•omentar en público la Biblia y que los au¬ 
ditorios son muy numerosos. La Iglesia 
Valúense ha promovido el año pasado una 
•ampaña intensa en todas las comunidades 
para su retorno de todos los valdenses a la 
costumbre de leer diariamente la Palabra 
de Dios; la campaña, que ha dado buenos 
resultados, prosigue. 

En varios países la Iglesia católica, reco¬ 
mienda a sus fieles que lean la Biblia y los 
nyuda con notables publicaciones. Los úl¬ 
timos papas en sus encíclicas exhortan “los 
íiijos de la Iglesia a buscar en las páginas 
sagradas <d alimento indispensable a la vi¬ 
da espiritual. 

Eu Grecia, la Iglesia ortodoxa ha pre¬ 
parado una edición del Nuevo Testamento 
en griego moderno, accesible a toda per¬ 
sona. 

V o 1 taire afirmaba que un siglo después 
de su muerte nadie más leería 1a. Biblia. 


En el antiguo Testamento la salvación 
es anunciada 

La Creación. En el principio Dios creó el 
cielo y la tierra. Creó al hombre a su ima¬ 
gen, a la imagen de Dios. (Génesis 1.1, 27). 

La caída. Pero la criatura se rebeló con¬ 
tra su Creador. “Como el pecado entró en el 
mundo por un solo hombre, y por el pecado 
la muerte - así también la muerte pasó a to 


¿Qué pensaría de la venta actual del Libro: 
2500 libros por hora, día y noche. 

LA BIBLIA, LEIDA EN MAS DE MIL 

IDIOMAS, ES EL LIBRO UNIVERSAL 

La Biblia es leída en su idioma por ei pue¬ 
blo chino, por ei mclio de Bohvia, por ei hom¬ 
bre tiei centro de Africa. Ei esquimés se in¬ 
clina sobre las páginas sagradas, los pieles 
rojas ue.etrean las "Palabras que no pasan”. 

La palabra de Dios venció los obstáculos 
más graneles y llegó a los países más inacce¬ 
sibles: ei monje tiüetano en el país más ele¬ 
vado del mundo lee ahora la Biblia en su 
idioma. Pero ¡ cuántas dificultades! Cier¬ 
tos idiomas nunca han sido escritos; hubo 
que inventar escrituras y ortografías. Otros 
no poseían ningún vocablo abstracto para 
expresar, por ejemplo, el gozo, la paz, el per¬ 
dón. ¿Qué hacer? Con la ayuda de indíge¬ 
nas convertidos, el traductor forja nuevas 
paiabras. Un dialecto africano traduce “go¬ 
zo” por “canción en el cuerpo” —para el in¬ 
dio mejicano la fe es “el corazón que afo¬ 
rra un objeto”. 

Los Esquimeses nunca han visto un cor¬ 
dero. ¿Cuál es el animal que más quieren sus 
chicos? la foca. Entonces traduce el pasaje 
Juan 1.29 así: He aquí la pequeña foca de 
Dios que quita el pecado del mundo. En 
muchas regiones chinas se reza: “Danos hoy 
nuestro arroz cotidiano”, y a través del mun¬ 
do millares de colportores intrépidos y perse¬ 
verantes van vendiendo las Sagradas Escri¬ 
turas a todos los pueblos de la tierra. 

La Biblia por el hecho de que habla en el 
idioma materno de cada pueblo conmueve el 
corazón del hombre, quien no puede menos 
que ser atraído por el deseo de saber todo 
lo que encierra ese libro maravilloso. Cada 
seis semanas una porción de la Biblia es tra¬ 
ducida a un nuevo idioma. La Biblia da la 
vuelta al mundo. 


dos los hombres, por cuanto todos pecaron”. 
(Rom. 5. 12). 

La Promesa. El Padre no abandonó al hi¬ 
jo culpable; lo llamó y le prometió un Sal¬ 
vador. Lo preparó dándole una ley moral y 

religiosa. 

Los Profetas. A través de toda la historia 
de Israel, Dios suscitó los profetas que ex¬ 
hortaron al pueblo a arrepentirse, porque 
Dios es santo Pero Dios es. amor y quiere 


La Biblia nos revela el designio de Dios para la 

Salvación del Mundo 


















Diciembre l y de 1955 


MENSAJERO VALDENSE 


perdonar. Sobre todo anunciaron la venida 
de Cristo, el Mesías, el Salvador, quien lle¬ 
varía los sufrimientos y los pecados de los 
hombres. “Ei Cordero de Dios que quita el 
pecado del mundo”. Juan 1.29. 

En el Nuevo Testamento la salvación está 
cumplida 

El Evangelio es la Buena Nueva. Los cua¬ 
tro evangelios narran la vida de Cristo. San 
Mateo, ve en El, al Rey prometido, quien 
proclama el Reino de Dios y cumple el An¬ 
tiguo Testamento. 

San Marco presenta a Jesús como el Sier- 
vo de Yaveli venido no para ser servido si¬ 
no para servir. (X. 45). 

San Lucas nos habla del Salvador que ha 


venido a buscar y salvar lo que se había 
perdido. 

San Juan nos revela el Hijo de Dios que 
da la vida eterna (X). 

La Iglesia que obra. En los Hechos de los 
apóstoles vemos al Salvador que vive y obra 
por el Espíritu Santo en la Iglesia y hasta 
las extremidades del mundo. La salvación 
es para todos los hombres. 

La Salvación cumplida. “Por gracia sois 
salvos por la fe y esto no de vosotros, sino 
que es don de Dios”. (Efesios 11.8). “Si al¬ 
guno está en Cristo es nueva criatura”. (2 
Cor. Y. 17). “La sangre de Cristo nos lim¬ 
pia de todo pecado”. (1 Juan 1. 7). 

La nueva humanidad. El Apocalipsis es 
el anuncio del mundo nuevo, el triunfo de 
Jesucristo sobre el pecado y la muerte. “He 
aquí, yo hago, nuevas las cosas”. (XXI. 6). 


LA BIBLIA ES UNA DINAMITA 


Kene el poder de cambiar las naciones y 

los hombres. Hace 500 años Guttemberg, pre¬ 
sintiendo las inmensas posibilidades de su 
nueva invención, la imprenta, compuso con 
caracteres móviles el primer libro impreso: 
la Biblia; era hasta entonces muy rara y ca¬ 
rísima. Ahora se expande en todo el mun¬ 
do ; tiene alas. Estando al alcance de todos, 
distribuida por colportores, vendida en los 
mercados, en las librerías, ofrecida en las 
calles, la Biblia ha venido a ser el libro más 
popular y por ella la faz del mundo se va 
transformando, mejorando. 

Pasan los años, más la Biblia no pierde 
nada de su potencia. La maravillosa epope¬ 
ya de la Biblia en Brasil es un hecho elo¬ 
cuente que lo confirma. Ese inmenso país, 
en plena evolución está viviendo una nueva 
Reforma. Iglesias que surgen continuamen¬ 
te, unos 20.000 locales de culto han sido 
abiertos en estos últimos años: 3000 pasto¬ 
res han sido consagrados. Esos ministros de 
la Palabra ya no son misioneros extranjeros, 
son brasileños. Cuarenta y ocho escuelas de 
teología preparan cada año nuevos evange¬ 
listas. Todo eso por la potencia de la Biblia. 
“El hombre, el propagandista, escribe el pro¬ 
fesor Leonard en la “Ecole des Hautes Etudes 
religieuses” - Sorbonne, París, - fué el instru¬ 
mento de secundaria importancia; el fac¬ 
tor principal fué la Biblia, esparcida por 
todas partes y leída en su sencillez sin ex¬ 
plicación ni comentario”. En un año se han 
vendido 5.463.543 ejemplares. Ese inmenso 
país iluminado por la “Luz del mundo” ¡ cuál 
grandioso porvenir le es reservado ! 

Halla la Perla de gran precio. Don Geral- 
do callejeaba cierto día por la ciudad de Me- 
rida (Méjico), vió sobre un montón de basu¬ 
ras un libro; faltaba la tapa y muchas ho¬ 
jas habían sido arrancadas, pero lo alzó y em¬ 
pezó a leerlo. ¡ Libro extraño! Habla de 
Dios, de su amor para los hombres que quie¬ 
re salvar: algo nuevo para el transeúnte. Si¬ 
guió leyendo, su corazón fué tocado, trans¬ 
formado. Nacido de nuevo, don Geraldo fué 
el instrumento en las manos de Dios para la 


conversión de otros conciudadanos —y ante 
toda su familia— quienes nunca habían oí¬ 
do hablar del amor redentor del Padre Ce¬ 
lestial. 

Una Biblia tirada a la basura, pero que 
no había perdido nada de su potencia, de 
vida. 

Encarcelado, sin embargo libre 

Un joven siciliano expiaba en la prisión 
una interminable pena : 30 años de trabajos 
forzados. Cierto día, recibió un regalo; un 
compañero liberado le dió un libro que no 
le interesaba : un ejemplar del Nuevo Testa¬ 
mento. Lo leyó, y la luz iluminó su ser inte¬ 
rior —un cambio radical se produjo en él. 
Escribió a la Casa BíbPca de Roma: “Ero, 
un joven corrompido, blasfemador; ahora to¬ 
do ha cambiado, y mi celda está iluminada 
por la presencia del Señor. A los ojos del 
mundo sigo siendo un criminal, pero a los 
ojos de Dios soy una nueva criatura”. Se 
transformó en misionero de la Buena Nueva 
de salvación entre sus compañeros. 20 de 
ellos pidieron a la casa Bíblica el Nuevo Tes. 
tamnto. A Pascua fueron autorizados a cele¬ 
brar un culto. Algunos fueron trasladados a 
otras cárceles. Hablaron del Libro a los nue¬ 
vos camaradas, quienes de esa manera co¬ 
nocieron en la cárcel el camino de la verda¬ 
dera liberación. 

Dios habla: 

¡Libro prodigioso es la Biblia! No se pue¬ 
de comparar con ningún otro libro. Tiene 
sus héroes y sus mártires y sin embargo de 
todos los libros ha sido el más perseguido, el 
más destruido. 

Contiene hermosas historias, pero no es un 
manual de historia. Es una inagotable fuente 
de enseñanzas sobre el bien y el mal, pero 
no es tratado de moral. Propone una solu¬ 
ción a los grandes problemas de la vida, 
pero no es una obra de filosofía. Su mensa¬ 
je es universal, antiguo y siempre actual. 




Testimonios 

Un estudiante: Leo la Biblia porque es el 
solo libro que me dice lo que soy, con mis 
defectos, pero que al mismo tiempo me indi¬ 
ca cuál es el medio para corregirme. 

Un minero: Trabajando desde hace on¬ 
ce años en las entrañas de la tierra, constan¬ 
temente en peligro ¡cuántas veces he expe¬ 
rimentado el poder protector de Dios y su 
maravillosa promesa: Yo estoy con vosotros 
todos los días. 

Una madre: La Biblia y la oración han 
sido para nuestro hogar una fuerza incalcu¬ 
lable, el pan de vida, la luz que nos ha ilu¬ 
minado en las grandes decisiones. 

Un banquero: Sediento de verdad, acudo 
a diario al Libro porque en él, Dios me ha¬ 
bla. Experimento siempre gran gozo porque 
allí hallo la sola fuente de vida. 

Un hombre de negocio: Me crié en un am¬ 
biente de ateísmo. Durante mi servicio mili¬ 
tar resolví leer la Biblia con respeto y ora¬ 
ción. Algunos meses más tarde recibí al Se¬ 
ñor en mi corazón. Desde entonces y duran¬ 
te estos treinta años, en el torbellino de los 
negocios la Palabra de Dios ha sido una luz 
que ha iluminado mi sendero. 

Un guerrillero: Pedro Yaustenberghe, fu¬ 
silado el 29 de diciembre de 1943, escribía la 
víspera de su ejecución: “He leído el Salmo 
23, porque ¿dónde mejor que en la Biblia, po¬ 
dríamos encontrar la consolación, cuando 
pasamos por el valle de sombra de muerte? 
Pronto nos vamos a encontrar Allá Arriba. 
Estoy muy tranquilo, porque no considero 
la muerte como el término, sino como un 
cambio de vida”. 

E. Faguet, académico de Francia. Los Es¬ 
critos bíblicos son uno de los más bellos mo¬ 
numentos del pensamiento humano. 

Carlos Secretan, pensador suizo: La Bi¬ 
blia es el libro que ha secado las lágrimas 
más amargas, ha iluminado las conciencias 
sumidas en las tinieblas más obscuras, apa¬ 
ciguando los remordimientos más dolorosos. 

Víctor Hugo, poeta: No olvidéis que la 
Escritura Sagrada es el libro más filosófico, 
regenerando los caracteres más reacios, 
más popular, más eterno. Desparramadla 
pues, en todas las aldeas. Una Biblia en ca¬ 
da hogar. 

Adolfo Monod, célebre predicador francés : 
Declaro mi inconmovible convicción: cuan¬ 
do la Escritura habla es Dios que habla. 

escuchémosle 

¿Por qué? ¿Cuál es su secreto? La con¬ 
testación está toda en esta afirmación: 

La Biblia es el Libro de Dios. 

Dios habla a través de sus páginas inspi¬ 
radas, por eso las llamarnos: las Sagradas 
Escrituras, la Palabra de Dios. 

Todos los cristianos, protestantes, cató¬ 
licos, ortodoxos, a pesar de sus divergen¬ 
cias, tienen la misma Biblia —a la cual sin 
embargo los católicos han añadido algunos 
libros de secundaria importancia, que lla¬ 
mamos apócrifos.» 












Diciembre 1$ de 1955 


\ 


La Biblia está al alcance de todos. ¿Qué 
uéo hacemos de. ella? Contiene en abundan 
era el Pan de vida y nos dejamos a veces mo¬ 
rir de hambre, porque nos conformamos con 
íeerla en ocasiones excepcionales. Contiene el 
tesoro más precioso que todos los bienes de 
la tierra, y no sabemos disfrutar de la con¬ 
solación, gozo y paz, que nos ofrece, porque 
no la meditamos, ni siquiera la leemos. En 
la Biblia Dios habla para guiarnos en los 
momentos difíciles, ayudarnos en las tenta¬ 
ciones, calmar nuestras dudas, apaciguar las 
tempestades del alma, pero no tenemos tiem¬ 
po de escucharlo. Enseñemos a nuestros hi¬ 
jos a leer la Biblia dándoles el ejemplo; so¬ 
bre todo sepamos acudir a ella a la hora de 
la enfermedad, de la muerte, de 1a. desgracia: 
nada y nadie nos podrá brindar las fuerzas 
necesarias, como la Biblia, para atravesar los 
momentos sombríos y dolorosos de 1a, vida. 

Dios habla en la congoja. “Estaba en mi 
oficina cuando se me informó que el coche de 
la Gestapo me esperaba delante del edificio. 
Un joven jurista estaba conmigo y mientras 
yo salía, mi amigo me dijo: Lee 1 Pedro 3. 
13 a 15. Sentado entre dos gendarmes, sa¬ 
qué de mi bolsillo el Nuevo Testamento y 
leí: “Si sois celosos para el bien ¿quién os 
dañará? Aun cuando padeciéreis por causa 
de la justicia, bienaventurados sois. No os 
amedrentéis por temor a ellos y no os con¬ 
turbéis”. A partir de ese momento olvidé 
que estaba en el coche de la Gestapo y me 
sentí en los brazos de Dios. La Palabra de 
Dios me acompañó en todas las horas de mi 
vida y triunfó en cualquier circunstancia”. 
(Bergrav obispo luterano). 

Dios habla en la enfermedad. “En toda 
mi vida la Biblia ha sido mi cara compañe¬ 
ra, pero en la enfermedad hice la experien¬ 
cia de que es el alimento indispensable. 
Cuando estoy triste me consuela, cuando su¬ 
fro me habla de Aquél que murió por mí. 
Cuando murió mi hija, es la Biblia que me 
ayudó a soportar con coraje mi larga en¬ 
fermedad. En la Biblia encontré todo lo 
que es necesario para vivir y morir”. (J. R., 
enferma desde hace 30 años). 

“El Evangelio es la pura verdad. Subo 
hacia nuestro Padre en paz perfecta. Victo¬ 
ria! ¡Victoria! por Jesucristo. (Félix Neff, 
fallecido a la edad de 30 años). 


COLONiA 

ESTUDIO JURIDICO 
Elbio Geymonat - Eduardo M. Dávila 

Abogado Escribano 

Avda. Artigas 288 Teléf. 200 

(En O. de Lavalle atienden respec 
tivamente: 1.9 y 3.9 y 2.9 y 4.9 sᬠ
bado de cada mes en la oficina del 
Sr. Alfredo Félix) 


PUBLICACION DE CLISES 

Los Pastores y los agentes, deben 

enviar los pedidos y las fotos direc¬ 
tamente al administrador y no a la 
imprenta. 


MENSAJERO VALLENSE 

La Biblia, libertadora del pensamiento 


Por JUAN A. MACEA Y 

> 

fe 

La Biblia ha contribuido en grado supre¬ 
mo a la educación popular. Más que ningún 
otro libro o que ninguna fuerza en la histo¬ 
ria, la Biblia ha sido la gran liberadora del 
pensamiento humano. Ha destruido toda 
superstición. Cada traducción de la Biblia a 
un nuevo idioma se ha señalado como un 
acontecimiento notable en el avance cultu¬ 
ral del pueblo. El analfabetismo comienza a 
declinar visiblemente en la vida de los 
pueblos desde el momento que la Biblia lle¬ 
ga a ellos y se encuentran en libertad de es¬ 
cuchar su mensaje. Desde el punto de vis¬ 
ta educativo, diremos que ningún país de¬ 
be más a la influencia de la Biblia que los 
Estados Unidos. Durante cien años “The 
New England Primer” (una cartilla bíbli¬ 
ca), escogida por los primeros colonizadores 
para enseñar y leer y conocer la Biblia, fué 
el texto de una gran mayoría de los norte¬ 
americanos. Conocido con el nombre de la 
“Pequeña Biblia de Nueva Inglaterra”, se 
hizo popular en todas las colonias hasta des¬ 
pués de la Revolución. Y se calcula que du¬ 
rante 150 años se vendieron y usaron 
3.000.000 de lejemplares de este pequeño 
texto escolar. Más tarde, cuando el movi¬ 
miento colonizador empezó a poblar las gran¬ 
des extensiones del oeste, la escuela llegó a 
ser 1a, compañera de la iglesia en las fronte¬ 
ras de la civilización. 

Como en la educación primaria, así tam¬ 
bién en la educación superior. La fundación 
dé colegios cristianos por las diferentes de¬ 
nominaciones, y su rápido crecimiento en nú- 

LA B 

Tolle; Lege... ¿No fué mandato de leer 
lo que trajo la voz inefable que oyó Agus¬ 
tín en el momento de la gracia? Hilario de 
Poitiers; Fabio Claudio, que en su nueva vi¬ 
da fué Fulgencio, por inspiración de ais lec¬ 
turas dejaron a los dioses. 

Este libro que ahora se pinta en mi ima¬ 
ginación, semiabierto, en forma de arca, so¬ 
bre el globo del mundo; este libro, vasto co¬ 
mo la mar, alto como el firmamento; lumino¬ 
so a veces más que el sol; otras sombrío más 
que la noche; que tiene del león y del cor¬ 
dero, de la onda amarga y del panal dulcísi¬ 
mo ; este libro que empieza antes que nazca la 


mero y en influencia desde el Atlántico al 
Pacífico, es quizás la más grande epopeya 
educacional de todos los tiempos. Desde la 
fundación de la Universidad de Harvard en 
adelante, estos colegios fueron dedicados 
primeramente a impartir el estudio y el co¬ 
nocimiento acabado de los clásicos y de to¬ 
da la enseñanza secular aprovechable para 
los hombres que en un futuro próximo serían 
los predicadores de la Palabra de Dios. 

Igualmente notable es la relación que, co¬ 
mo un eslabón, existe entre la la Biblia y las 
libertades civiles. Fué un devoto amador de 
la Biblia, William Wilberforce, quien em¬ 
prendió la gran cruzada para libertar a los 
esclavos del Imperio Británico. Fué un con¬ 
temporáneo de Wilberforce, Anthony Ashe- 
ley Cooper, cautivado por la Biblia desde su 
juventud, quien defendió con éxito la causa 
de los trabajadores de las fábricas en la in¬ 
dustrial Inglaterra, logrando la aprobación 
n el Parlamento de leyes protectoras que ali¬ 
viaron 1a. estrecha condición de los obreros. 

La misma relación existe tatmbién entre la 
Biblia y los derechos ciudadanos en el orden 
democrático. Aquellas Iglesias cristianas que 
fueron celosas en adaptar las vidas de sus 
miembros a los sanos principios de las ¡Sagra¬ 
das Escrituras, llegaron a ser verdaderas 
instituciones tutelares de la libertad, prepa¬ 
rando juiciosamente al pueblo para sus res¬ 
ponsabilidades cívicas y políticas. Su insis¬ 
tencia en defender hasta el sacrificio el res¬ 
peto de los derechos del individuo conforme 
a la Palabra de Dios obligó al Estado a pro¬ 
pulsar la tolerancia para armonizar los dis¬ 
tintos criterios que se manifiestan siempre 
en toda familia nacional... 

I B L I A 

luz y acaba cuando vuelve el mundo a las 
sombras eternas, ha sido, durante veinte si¬ 
glos, fuerza promotora, reveladora, edu¬ 
cadora de vocaciones sublimes; onda inmen¬ 
sa de que mil veces se ha valido el brazo que 
maneja los orbes, para lanzar un alma hu¬ 
mana a las cumbres desde donde se ilumina 
a los demás. Por este libro se infundió en 
Colón el presentimiento del hallazgo inau¬ 
dito. En él tomó el viril arranque de la li¬ 
bertad y la razón Lutero. En él aprendió 
Lincoln el amor de los esclavos. 

(“Motivos de Proteo”, José E. Rodó). 


Carta abierta a los Jóvenes Confirmados 


Era una fría mañana del año 1548, en Gi¬ 
nebra : un hombre se dirigía lenta y grave¬ 
mente hacia la catedral de San Pedro. Ves¬ 
tía el traje del teólogo. Cuerpo delgado, 
rostro magro. Mas, en la frente se leían 
grandes pensamientos, en sus ojos brillaba 
la chispa de un genio extraordinario. Ese 
hombre era Calvino. 

En el Auditorium, donde entra, jóvenes 
en gran número toman asiento alrededor de 


la cátedra. La fisonomía, el acento en el ha¬ 
blar revelan que ellos provienen de países 
diferentes: hay el alemán grave, el francés 
vivaz, el holandés calmo, el escosés sobrio 
de palabras, el italiano ardiente. 

Al llegar el maestro cesan las charlas y se 
produce un profundo silencio. El Reforma¬ 
dor, luego de una breve oración, lee estas 
palabras de San Juan: Jóvenes os escribo, 
porque sois fuertes y la Palabra de Dios mo- 












Diciembre 1? de 1955 


MENSAJERO VALDENSE 


5 


ra en vosotros y habéis vencido el malig¬ 
no. (I Juan II. 14). Luego agrega: El após¬ 
tol se dirige aquí a todos los que son en la 
flor de la edad. El vigor del espíritu y la 
fuerza del cuerpo los animan. El escrito Sa¬ 
grado les señala la fuente de la verdadera 
energía a fin de que no se abandonen a los 
placeres de la carne como a menudo sucede. 

¿Quiénes son esos jóvenes? Algunos habían 
venido espontáneamente para estudiar le¬ 
tras humanas y divinas, pero la mayor par¬ 
te eran exilados de su patria; habían encon¬ 
trado una ciudad de refugio. ¡ Cuántas lu¬ 
chas en su corazón, en su conciencia! ¡ qué 
congoja al alejarse del suelo natal, separar¬ 
se de la familia, abandonar todo lo que te¬ 
nían ! Eran jóvenes de carácter fuerte, tem¬ 
ple de acero, la élite de sus países. Pero les 
esperaban luchas de otro tipo. Muchos ha¬ 
bían venido de Italia, eran hijos de familias 
ilustres. LTn tiempo ricos, vivían ahora mi¬ 
serablemente. A los embajadores papales 
que les hacían promesas de un brillante in¬ 
mediato porvenir respondían : cuando se tra¬ 
ta de la salvación, la victoria se consigue 
sólo por recios combates. Si los hombres nos 
han echado de nuestras casas, Jesús nos ha 
acogido en su seno; si nos robaron nuestros 
bienes, Jesús nos ha enriquecido con su gra¬ 
cia, si nos han desterrado de nuestra patria, 
Jesús nos ha recibido en su reino. 

• 

" I- 

Las pruebas por las cuales Dios permite o 
nos hace pasar son de otra clase generalmen¬ 
te. Mas las tentaciones no son menos súb- 
dolas. 

Demasiado jóvenes que hacen profesión de 
cristianismo siguen la corriente del mundo y 
se afanan con exagerado ardor por las cosas 
que perecen. El éxito es el mal del siglo, al 
cual no escapa la juventud por poco que dis¬ 
minuya la vigilancia. Muy oportuno es recor¬ 
dar el testimonio que el papa Pío IV rindió a 
Calvino, cuando se le anunció que había fa¬ 
llecido el Reformador: “Lo que ha hecho la 
fuerza de ese hereje es que el dinero nunca 
lo ha seducido. Si yo tuviera semejantes sier¬ 
vos sería el dominador de las dos riberas del 
océano”. 

Para ser fieles a Dios ya no debemos dejar 
nuestros hogares, renunciar a los goces puros 
de la familia. Pero desde el momento en que 
el nivel de la piedad baja, la felicidad se 
desvanece. 

Hay jóvenes que en un momento de atur¬ 
dimiento unen su vida a un compañero o 
compañera dejándose guiar solamente por 
razones de fortuna, intereses de familia, 
ventajas sociales; faltando el amor conyugal 
y el temor del Señor, el hogar pronto se con¬ 
vierte en infierno: es cosa de experiencia. 
Acordaos que el amor sincero puro es el 
cemento, merced al cual el edificio familiar 
resiste a todos los vendavales y huracanes 
de las fuerzas enemigas de la vida hogare¬ 
ña, y que si el Señor no edifica la casa en 
vano se afanan los edificadores. 

Huid de la atmósfera envenenada que se 
respira en las oficinas, en los grandes y pe¬ 
queños centros, que emana de cierta litera¬ 
tura o ciertas películas y que de manera súb- 
dola pero tenaz debilitan vuestras virtudes. 


vuestra fe, vuestro carácter legitimando las 
pasiones culpables, los placeres sensuales, cu¬ 
briendo de ridículo la enseñanza bíblica que 
ha sido, es y será la grande central de ener¬ 
gía espiritual inspiradora de la vida más be¬ 
lla, más noble, más útil, más deseable qne 
podamos esperar y soñar en este mundo. 

“Jóvenes, yo os escribo porque sois fuer¬ 
tes y porque habéis vencido”. Si os recuer¬ 
do estas palabras del apóstol es para susci¬ 
tar en vosotros una santa emulación, encen¬ 
der en vuestros corazones la llama de una 


Varios centenares de personas £e con¬ 
gregaron en la casa de campo del Dr. Sa¬ 
muel Berton, en Laguna de los Patos, pa¬ 
ra celebrar el hecho excepcional de haber 
cumplido treinta y cinco años de labor en 
la dirección del Centro de Salud Pública 
de esta ciudad. 

En realidad la motivación referida, con 
toda su significación, sólo puede interpre¬ 
tarse como un valioso pretexto, de la colec¬ 
tividad coloniense, de las autoridades, de 
sus colegas, compañeros y amigos, para ren¬ 
dir homenaje al ciudadano, al médico y al 
hombre. 

Porque en efecto, lejos estuvo esta demos¬ 
tración de limitarse al funcionario, que dió 
una vida al servicio de la salud pública. Co¬ 
mo lo expresaron los oradores que en sus 
discursos exaltaron la personalidad múlti¬ 
ple del doctor Berton, la valoración del ac¬ 
to, el sentido caracterizante, radicó en el 
expreso reconocimiento a la bondad, a la 
generosidad, al desinterés con que el hombre 
y el médico se consustanciaron para servir al 
prójimo. 

Fué el homenaje al hombre de ciencia ad¬ 
mirado por sus colegas, al espíritu amplio, 
al ser de sensibilidad afectiva, humilde, se¬ 
reno y tolerante, recio y fuerte en la adver¬ 
sidad con la prestancia de llegar hasta ser 
justo ante la injusticia, como lo reconocie¬ 
ron sus amigos y el pueblo que lo quiere. 

Para compendiar la realidad de la vida de 
este noble ciudadano, así como los concep- 

DOLOROSO 

Han pasado diez años. Eran las 8 horas y 
15 minutos del 6 de agosto de 1945 cuando 
cayó sobre Hirhosima la primera atómica, 
lie aquí como recuerda el capellán "William 
Downey los breves momentos que precedie¬ 
ren la terrible explosión. “Hablé a los hom¬ 
bres que estaban en el avión la noche del tí 
de agosto minutos antes que salieran. Ter¬ 
minamos el coloquio con una breve oración 
colectiva. En ella pedíamos a Dios que la 
guerra terminara pronto. Recuerdo las pa¬ 
labras, porque las escribí enseguida después 
sobre un pedazo de papel: “Haz, oh Señor, 
que los hombres puedan ver aún la paz des¬ 
cender del cielo sobre la tierra”. Los hom¬ 
bres estaban calmos, pero se notaba que to¬ 
dos sentían el grave peso de su misión. Só • 


santa ambición. Juventud y piedad andan 
unidos. Lejos de agotar las fuentes de la 
primavera humana, Jesús las abre abundan¬ 
tes en las almas de quienes lo reciben como 
compañero y amigo. La verdadera juven¬ 
tud es la que inspira el amor divino revela¬ 
do por Cristo: ello nunca pasa, se renueva 
cada mañana, cada día se adorna de las más 
hermosas flores y si el cuerpo envejece el es¬ 
píritu permanece joven, porque lo alimen¬ 
ta el Espíritu de Aquél que es el mismo 
ayer, hoy y en eterno. 


tos de quienes le ofrecieron el homenaje, 
bien procede decir lo que aquellos bellos 
versos de León Felipe: “Que no hagan ca¬ 
llo las cosas en el alma ni en el cuerpo”. Y 
en el Dr. Berton las cosas no hicieron callo, 
porque realizó con amor creador, con el de¬ 
seo de perfección, con el deleite en el propio 
trabajo. 

Esa es su personalidad, expresión de amor, 
de mansedumbre, de bondad, para servir a 
sus semejantes, legado de pasadas épocas, 
de recias generaciones espirituales, y tras¬ 
plantado al presente, como lo expresara el 
Dr. Pérz Fontana. 

* 

Este hermoso acto de homenaje y rego¬ 
cijo al Dr. Berton, cordial y sencillo, es¬ 
pontáneo y amable, tuvo el acento de hon¬ 
da emotividad que condecora a una vida 
entregada a prodigar el bien. 

Al término del almuerzo, se le entregó 
al Dr. Berton un álbum recordatorio e hi¬ 
cieron uso de la palabra el Dr. Tabaré Re¬ 
gules en representación del Ministro de Sa¬ 
lud Pública, el Dr. Guerrero Flores, el Sr. 
Martín Fuma por los compañeros del Rota¬ 
re. el Dr. Alberto Boerger. el Prof. Velarde 
Pérez Fontana, sus compañeros de promo¬ 
ción Dres. Ricardo Braceras y Rafael Rive- 
ro, el Sr. Esteban Ros+agnol Bein y el Sr. 
Maggi, aeradecienrlo finalmente con emo¬ 
cionadas frases, el Dr. Berton. 

(De La Colonia). 

ANIVERSARIO 

lo unos pocos sabíamos con exactitud lo que 
estaba por acontecer, pero todos tenían la 
sensación de que estábamos frente a algo 
pavorosamente sobrehumano”. 


Víctor Barolín Bonjour 

Atiende pedidos de instrumentos 
musicales 

Pinturas y Decoraciones 

J. B. LAMAS 2737 Pocitos 

Montevideo 


Fue homenajeado el Dr. Berton 

Con motivo de cumplir 35 años como Director del Hospital de Colonia 













MENSAJERO VAL DENSE Diciembre 19 de 1955 

El Hospital Sanatorio Evangélico 
ya es una realidad 


Dónde hemos llegado: 

Estamos en la etapa de las realizaciones 
positivas. Se ha terminado ya toda la estruc¬ 
tura de hormigón e instalaciones eléctricas 
correspondientes. 

Estas obras costaron en total $ 128.400,00. 

Otro hecho muy interesante es la apertu¬ 
ra de la calle Mateo Vidal, que colocando al 
Hospital en la posición de esquina, realza su 
perspectiva y A r aloriza apreciablemente su 
posición. 

Poseemos para continuar: 

$ 300.000,00 en efectivo. 

$ 120.000,00 a cobrar en el segundo año 
de los aportes correspondientes a la Cruza¬ 
da de la Capital. 

El predio en el cual se está levantando el 
edificio, avaluado en $ 100.000,00. 

Como lo obtuvimos: 

Gracias al extraordinario .espíritu de tra¬ 
bajo de 200 colaboradores, que durante 20 
días recorrieron la ciudad en la Gran Cruza¬ 
da de la Capital, visitando a los donantes. 

Gracias al apoyo decidido y generoso que 
lodo el pueblo evangélico brindó a este es¬ 
fuerzo; lo mismo que muchas personas que 
sin serlo, se presentaron espontáneamente a 
ofrecer su contribución. 

Se alcanzó a reunir $ 244.000,00 con 2800 
donantes. 

Las próximas obras: 

En los primeros días de diciembre se abri¬ 
rán las propuestas que efectuarán varias em- 


La afirmación del profeta es clara, direc¬ 
ta y terminante. Era dirigida a un pueblo 
que no siempre se detuvo para escuchar esa 
voz. En efecto, el pueblo de Israel fué tan 
rebelde, a veces, a la voz rectora y fervien¬ 
te de los profetas, que llegó inclusive a no 
creer en la Palabra y rechazan el ofreci¬ 
miento de Jesús, quien vino a ese pueblo 
precisamente para redimirlo. 

Cuando hablamos de redención no pode¬ 
mos menos que recordar el gran sacrificio 
que Cristo obró sobre la cruz. 

El pueblo de Israel había sido creado y 
formado por Dios, sin embargo no se deci¬ 
día a escuchar la voz de los profetas que apa¬ 
recieron a lo largo de su historia y no se 
inclinaba muy frecuentemente a llevar a la 
práctica sus enseñanzas. 

Isaías, pues, recuerda a sus hermanos: “y 
ahora, así dice: 

Jehová Creador tuyo, oh Jacob y Forma- 
dor tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te 
redimí; te puse nombre, mío eres tú”. 


presas, para la realización de toda la obra 
de a'lbañilería, instalaciones sanitarias, cale¬ 
facción y agua caliente. 

Necesitamos: 

Terminar el Hospital y equiparlo, para 
que esté sirviendo a la sociedad. 

El edificio, totalmente concluido, costará 
8 650.000,00. 

Para equiparlo serán necesarios 200.000,00 
pesos. 

Los evangélicos de todo el país estare¬ 
mos unidos en apoyo de esta obra, que es 
un testimonio vivo de nuestra fe. 

Al frente de los trabajos, hay una Junta 
Directiva, compuesta por las siguientes 
personas: Dr. Arturo Sánchez Palacios 
(Pres.); Dr. Rafael R. IJill (Vice), Dr. Jo¬ 
sé P. Otero, Sr. Walter Foladori, Sr. Car¬ 
los Comba, Sr. Alejandro Corradino, Srta. 
Enélida Geymonat, Sr. Juan C. Figoni, Sr. 
Orestes Volpe, Sr. Antonio Corradino, Sr. 
Ilenry Wieland, Sr. Saúl Comba. 

Nuestras Oficinas en: Médanos 1310, 
Montevideo, Teléfono : 4 42 36. 

Toda ia correspondencia, dirigirla al Pre¬ 
sidente del Comité Ejecutivo: Dr. Rafael R. 
Hill. 

El Hospital Evangélico marchará adelan¬ 
te y ha de constituir un legítimo orgullo pa¬ 
ra los evangélicos y para todo el país. 


Este mensaje es traído por el profeta evi¬ 
dentemente en el nombre de Dios. Isaías es¬ 
taba tratando de hacer entender ese mensa¬ 
je al pueblo para que cambiara de vida, por 
eso le recuerda que es Dios quien puede y 
quiere redimirlo de la esclavitud del peca¬ 
do, así como lo había redimido, a su debido 
tiempo, de la esclavitud de los egipcios. 

Ahora bien, yo estimo que esas palabras: 
"No temas, yo te redimí, te puse nombre, 
mío eres tú”, podrían muy bien ser dirigi¬ 
das a nosotros, pueblo e iglesia valdense del 
Río de la Plata. 

Si bien es cierto que no hemos tenido ma¬ 
yores dificultades en cuanto a esclavitud o 
persecuciones religiosas se refiere, el conjun- 
1o de nuestras iglesias ha tenido dificulta¬ 
des de diversa índole y no siempre ha sido 
fácil vencerlas. 

Los Pastores, los miembros de la Comisión 
Ejecutiva y los miembros de Consistorios 
podrían ilustrarnos mucho acerca de esas di 
fi culta des y luchas. Muchas veces los que 


somos simples miembros de iglesia no nos 
enteramos de ciertos problemas y por lo tan¬ 
to no participamos de las ansias, discusiones 
y sinsabores de los que tienen la responsa¬ 
bilidad de dirigirnos como iglesia, sin em¬ 
bargo no debemos olvidar nunca que esos 
problemas nos conciernen. Si somos de Dios, 
la Iglesia, que es de Dios, es nuestra y por 
lo tanto sus problemas nos han de preocu¬ 
par. “Mío eres tú”. Dios nos posee. Ese men 
saje de Isaías no ha sido escrito en vano y 
si era de actualidad en los días del profeta, 
lo es hoy también porque el pueblo valden- 
se necesita ser redimido hoy como siempre. 
Hoy como antaño debemos tener presente 
que cuando Pedro Yaldo reveló su verdade¬ 
ro pensar con respecto del Evangelio, no 
tardó mucho en ser perseguido, así como sus 
hermanos en la fe. Pero no por eso cesaron 
de creer y proclamar que era “menester obe¬ 
decer a Dios antes que a los hombres”. Pe¬ 
dro y sus secuaces habían entendido esas pa 
labras: “yo te redimí, mío eres tú”, como 
también esas otras palabras de Jesús”: yo 
he venido para que tengáis vida y la ten¬ 
gáis en abundancia”. Las persecuciones han 
servido para templar el ánimo de esos hom¬ 
bres y mujeres que frecuentemente han te¬ 
nido que luhar hasta la muerte para conser¬ 
varse fieles hasta el fin al Evangelio. 

Podemos estar seguros de que estaban 
oyendo espiritualmente hablando, las pala¬ 
bras del profeta: Mío es menester vivir una 
vida de acuerdo con las enseñanzas de Je¬ 
sús. Hoy como siempre debemos conseguir 
nuestra libertad de conciencia personal para 
sentirnos realmente redimidos. Cuando el 
cristiano se siente redimido vence al peca¬ 
do que lo rodea. En todos los tiempos ha si¬ 
do así. Vence precisamente porque confía 
únicamente en el Dios de Abraham, de Isaac 
y de Jacob. Afuera de ese Dios no hay re¬ 
dención posible. El hombre redimido es fe¬ 
liz aun cuando la enfermedad y *la prueba 
le visiten. Jesús antes de separarse de sus 
discípulos les prometió: “He aquí, yo estoy 
con vosotros todos los días, hasta el fin del 
mundo”. Y ha mantenido su promesa. La 
presencia de la Iglesia Cristiana en el mun¬ 
do es la prueba de ello. La historia cristia¬ 
na nos da su testimonio. No debemos, por lo 
tanto, pensar en algún otro redentor o creer 
en algunos de esos “salvadores de patrias” 
que saben pululan en cualquier país de este 
maltrecho mundo. Sería un error muy gra¬ 
ve y ese error debe ser combatido allí don¬ 
de se encuentra. Nosotros, los que nos sen¬ 
timos redimidos, debemos proclamar esas co¬ 
sas en el nombre de Dios y de Jesús, el úni¬ 
co Redentor que la humanidad posee. El 
profeta sigue diciéndonos: No temas, aún 
en medio de la desesperanza y la duda; yo 
te redimí, Cristo cumplió esa redención y 
nos la ofrece. El que esto escribe tiene ya 
una cierta experiencia de la vida y por lo 
mismo se permite repetir los miembros de 
nuestras congregaciones que se sientan des¬ 
alentados por las dificultades por las que 
pasan nuestras iglesias las palabras de Je¬ 
sús; “No temas, cree solamente”. 

Clemente Beux 


Isalas 43. 1: ”No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, 

mío eres tu“. 




















Diciembre 1® de 1955 


MENSAJERO VALDENSE 


NUES 

(A 

Mis queridos niños: 

Aunque faltarán aún muchos días para 
esa fecha cuando aparezca este número de 
Mensajero Valdense, quiero deciros desde 
ya ¡Muy feliz Navidad! 

LA NAVIDAD DE JORGITO 

(Por M. de Ilhlaso) 

Vivía Jorgito en un pueblito recostado en 
la falda de una' montaña alpina. En el mo¬ 
mento del año a que se refiere nuestro reía¬ 
lo, con sólo mirar las vidrieras de los pe¬ 
queños negocios del pueblo, uno podía dar¬ 
se cuenta de que Navidad se acercaba: mu- 
ñequitas de todo tamaño, trencitos, autos, 
soldados de plomo, trompetas, y pelotas, to¬ 
do eso y muchas cosas más hallábanse en 
exposición detrás de los fríos vidrios. Pero 
precisamente no eran los juguetes que atraían 
la atención de Jorgito. 

Por primera vez veía un árbol de Navi¬ 
dad. ¡Y qué lindo era! De sus ramas col¬ 
gaba estrellas brillantes, angelitos, ovejitas; 
todo dorado o plateado y debajo del árbol 
hallábase un pesebre que era una maravilla. 
Sabía, por lo que había oído decir, que todo 
eso era para Navidad; pero sería todo para 
los ricos. .. y la fiesta debía ser únicamen¬ 
te para ellos. El significado de la Navidad 
Jorgito aún no lo comprendía. 

Era la víspera de la fiesta y Jorgito es¬ 
taba estacionado delante de la vidr'era. Ha¬ 
cía mucho frío y los vidrios estaban cubier¬ 
tos de rosas de escarcha. Con su aliento e 
niño las derritió para poder mirar a través 
del pedazo limpio, la maravilla del árbol y 
del pesebre. De puro encanto, suspiraba el 
pequeño. ¡ Cómo le hubiera gustado tener 
aunque sólo uno de los angelitos plateados 
que colgaban del árbol!. .. 

¡Con qué arrobamiento lo llevaría a su 
casa para acostarlo sobre su colchón de paja! 
Pero para eso harían falta monedas... ¿Y 
de dónde sacarlas? ¡Era tan pobre! 

En eso salieron del negocio dos amiguitos 
suyos y le mostraron, llenos de alegría, unos 
chocolatines que acababan de comprar. 

¿No me convidan con un poquito?, les 
preguntó Jorgito. Pero ellos contestaron: 
‘‘¡Haz como nosotros! ¡Pide limosna a la 
gente que pasa! Ahora es tiempo de Navidad, 
da resultado”. Pero, por simpatía, le rega¬ 
laron un centavo y se marcharon. Jorgito 
no podía comprender cómo podían entusias¬ 
marse tanto por unos chocolatines habien¬ 
do cosas tan bonitas en la vidriera. 

Miró su moneda; tomó ánimo y entró en 
el negocio ‘‘¿Cuánto vale uno de esos ange¬ 
litos de plata:”, preguntó con tímida voz. 
La vendedora le contestó que el ángel chico 
de papel plateado costaba cinco y el grande 
diez centavos. 

“¡ Tengo solamente un centavo!”, dijo 
Jorg'to. 

“Alcanza para un caramelo”, dijo la se¬ 
ñora. Pero el niño movía tristemente la ca¬ 


TROS NIÑOS 

CARGO DE LA SRTA. BLANCA E. PONS) 


beza. Hoy no le llamaban la atención los ca¬ 
ramelos, aunque pocas veces los pudo gustar. 
Y se alejó del negocio. 

¡Cuántas ideas cruzaron por su mente... ! 

¿ Cómo hacer para consguir cinco cen¬ 
tavos? Bus amigos le habían dicho que pi¬ 
diese limosna; pero eso nunca lo haría, por¬ 
que su mamá se lo había prohibido. Pero 
l qué hacer ?... 

De repente se le ocurrió que haciendo 
ehanguitas. por ejemplo llevando paquetes y 
valijas, podría ganarse unas moneditas. 

Corrió hac ; a la estación de ferrocarril, 
que quedaba bastante alejada del pueblo; 
un tren acababa de entrar y ya salían los 
pasajeros. 

Jorgito descubrió pronto a dos señori¬ 
tas que llevaban valijas y, animándose, se 
acercó a ellas y les preguntó: “¿Puedo lle¬ 
var sus valijas?” Las señoritas se detuvie¬ 
ron. Una contestó que no era necesario; la 
otra, observando la carita del niño, le pre¬ 
guntó cariñosamente: “Deseas ganarte algo, 
¿no es cierto? Bueno, lleva mi valija; pe¬ 
ro eres tan pequeño que temo que no pue¬ 
das llevarla”. 

Jorgito tenía mucha voluntad y por suer¬ 
te la valija no era pesada. Acelerando el 
paso, trató de seguir a las señoritas que iban 
de prisa. 

La valija que al principio le pareció li¬ 
viana, ahora le pesaba mucho... A cada ra¬ 
to tenía que detenerse, v un miedo grande 
se apoderó de él. Si la señorita le quitaba la 
valija, nó ganaría la anhelada propina. . . 

La señorita, al notar la distancia que la 
separaba del niño, venía a su encuentro pa¬ 
ra tomar la valija; pero Jorgito, muy asus¬ 
tado, no lo quiso permitir. “La llevaremos 
entonces entre los dos; ya me di cuenta de 
que eres muy valiente”, dijo ella. Pronto 
alcanzaron a su amiga, quien displicente¬ 
mente dijo: “¡Bien hubieras podido llevar 
sola tu valija” y la primera dijo suavemen¬ 
te al mismo: “ ¡ No, no, entre los dos la 
llevamos muy bien”. Y señalando una ca¬ 
sa añadió: “Ya hemos llegado... veré lo 
que tengo en mi cartera”. Jorgito se puso 
muy colorado ¡Poco útil había sdo! ¿Reci¬ 
biría como recompensa cinco o diez centa¬ 
vos ?. . . 

“Aquí tienes, chico, es una moneda nue- 
vita”. La otra señorita le interrumpió: 
“¡Estás mal!”; Pero Jorge ya tenía la mo¬ 
neda. Le parecía un sueño. ... y no acertó a 
decir palabra alguna. Miraba con embeleso 
la moneda brillante y echó a correr. 

La dadora sonreía mientras la otra lo cri¬ 
ticaba : 

Ni las gracias te dió. 

¿Pero no viste el brillo en sus ojos? 
¡pobrec’to! ¡cuánto se esforzaba por ganar 
algo! y es Navidad. El niño, feliz y sin re¬ 
cordar la pesada carga, corrió hacia el ne¬ 
gocio. 

¿ Cuánto me puede dar ahora ? —pregun¬ 
tó a la vendedora— ¿alcanza para dos an¬ 
gelitos ? 


La señora le miró con extrañeza. Era un 
Cuídenlo que tenía el chico (dos pesos y 
medio). 

¿De dónde tienes tanta plata? Y el niño 
contó a la señora cómo había ganado el di¬ 
nero. 

Esta lo escuchó con interés y luego le di¬ 
jo : “Mira, con eso puedes comprar todo el 
arbolito, si quieres. En la punta ves la es¬ 
trella que guió a los magos; aquí los Reyes 
Magos; allí los angelitos que cantaron a los 
pastores; las ovejas, todo. . . todo por un 
Gulden”. 

El niño, atónito, no hallaba palabras; só¬ 
lo miraba... ¡Todo sería para él! Con su¬ 
mo cuidado levantó el arbolito, cuyas cam 
panitas empezaron a sonar alegremente, v 
despacito se dispuso a salir del negocio. 

La vendedora sintió un poco de alegría 
en su corazón y una sonrisa iluminó su ros¬ 
tro. Esta venta no era como otras, no, sino 
que algo raro había sucedido y su corazón 
se había conmovido. “¡Espera”, dijo al ni¬ 
ño. “Te regalo seis vel’tas para que tu ma¬ 
má pueda, alumbrar el árbol”. Y rápida¬ 
mente metió las velas en el bolsillo de Jor¬ 
gito. 

El niño llevó su tesoro a casa ¡ Cómo lo 
cuidaba! Las calles estaban oscuras; pero 
en el cielo brillaban las estrellas y le pare¬ 
cía que nunca habían resplandecido tanto 
como esa noche. Al fin llegó a una misera¬ 
ble choza, en las afueras del pueblito. Era 
su hogar... Allí no se conocía la alegría. 
Con su piecito golpeó la puerta, pidiendo 
que le abrieran. Abrió su padre, quien con 
ronca voz le preguntó de dónde venía. Jor¬ 
gito no contestó. Fel : z como un rey, entró 
en la pieza, tan llena de humo que casi no 
se veía. Tuvo que detenerse a respirar, pues 
estaba muy cansado. Su mamá estaba sen¬ 
tada a la mesa con sus tres hermanitos y a 
ella entregó s\i tesoro. Sus hermanos, entu¬ 
siasmados con lo que veían, querían agarrar 
las cositas que tanto brillaban, pero su ma¬ 
dre los detuvo. La pobre, muy delgada y 
triste, no sabía qué decir y miraba ya al ni¬ 
ño ya al árbol. 

¿De dónde trajiste eso? preguntó seve¬ 
ramente el padre. Y Jorgito contó todo lo 
que había pasado, mirando a su mamá para 
ver si en sus ojos había alegría. 

El padre quiso saber cuánto había cos¬ 
tado el arbolito y al oír el precio, se enfu¬ 
reció y empezó a golpear sobre la mesa. 
“¡Mejor hubiera sido gastarlo en porotos y 
tocino!”, gritaba: 

El niño empezó a temblar. ¿Era malo lo 
que había hecho? Miraba suplicante a su 
madre. 

¡Basta!, —dijo ella dirigiéndose a su es¬ 
poso— Para porotos debe alcanzar lo que 
tenemos. . . pero nunca hemos tenido un 
árbol. 

Tanta firmeza había en su voz que el pa 
dre no animó a contradecirla. La madre de¬ 
socupó la mesa, puso una carpeta encima y 
el arbolito en el centro, 









9 


MENSAJERO VALDENSE 


Diciembre !?• de 1955 


Tienes que comer primero, Jorgito, y lue¬ 
go vamos a festejar, dijo al niño. Pero como 
el chico dijo que no tenía apetito, la ma¬ 
dre dijo que le guardaría la comida para 
el día siguiente; así tendría dos panecitos 
en vez de uno. Después hizo levantar a to¬ 
dos para acomodar bien las cuatro sillas y 
el banco. 

“¡ Ahora tomen asiento!”, dijo: “Tú, 
Jorgito te vas a sentar a mi lado”. 

El niño nunca había sentido esa alegría 
en la voz de su mamá. Le parecía que era 
otra persona. 

La madre apagó la lámpara y todo que¬ 
dó por un momento en la oscuridad; sola¬ 
mente se oía la respiración de los niños. La 
madre encendió las velitas y un hermoso 
brillo iluminó la pobre choza. Una dulce 
emoción invadía el corazón de todos; hasta 
el padre la sintió y, sin hacer ruido, se le¬ 
vantó, se sacó la gorra, se lavó las manos 
y volvió a sentarse. Y la madre empezó a 
explicar el significado de la Navidad. 

Habló del Niño, que había nacido humil 
demente, dejando la gloria del cielo p< 
amor a los hombres... Habló de los santos 
ángeles que cantaron a los pastores quienes, 
temerosos primero, se sintieron después tan 
gozosos. 

Habló de la estrella a los Magos y de la 
visita de éstos al niño nacido en un establo. 

Habló del amor de María hacia su hijito 
y fiómo ese niño llegó a ser el Salvador del 
mundo... 

Jorgito tenía sus ojos fijos en ella. Le 
parecía que todas las figuras en el arbolito 
em >o aban a vivir y que el rostro de su ma 
dre era tan dulce como el de la madre de 
Jesús, en el pesebre de la vidriera. 

Su mamá, cuando niña, había aprendido 
esas hermosas historias; pero todo lo había 
olvidado durante los años de miseria que, 
después de casada, le tocó vivir. Era pobre 
y tuvo que trabajar duramente para defen¬ 
der el hogar contra la miseria y el hambre. 
El esposo trabajaba poco y un gran desa¬ 
liento había caído sobre su alma. Pero esa 
noche Jesús visitó su hogar, a ella le dió 
ánimo y sabiduría y ayudó con su Espíritu 
a todos. Desde entonces hubo un cambio en 
la triste vida de la casucha; 

Esa noche Jorgito durmió plácidamente 
sobra el duro colchón de paja, en el rincón 
de 1 i Moza. En sus manos apretaba uno de 
los angelitos plateados. Dormía feliz. ¡Era 
Navidad para todos! 

LA COLMENA 

Mis queridas abejitas: 

¿ ^ erdad que no parece cierto que con es¬ 
te número hayamos llegado a las últimas 
respuestas del año? Es que el trabajo he¬ 
cho poquito a poco, una celdita a la vez, no 
se siente. Y el que ha sido perseverante se 
siente feliz. 

(En la segunda narración publicada en 
Noviembre faltó el nombre de su autora, 
Delia Ponlet). 

Respuestas de noviembre 

Mayores: 1, Saúl; 2, Saulo; 3, Samuel; 
4, Samson; 1, Rhode; 2, Ruth; 3, Raquel; 


4, Rebeca; 1, Judas; 2, Juan; 3, Jonás; 4, 
Jonatán; 1, Bethel; 2, Bethsaida; 3, Beth- 
leem; 4, Betbania. 

Menores : 1, De Tabita o Doreas; 2, Dor- 
cas (por mayoría); 3, Imitaba a Jesús ha¬ 
ciendo bienes; 4, A las viudas y a los po¬ 
bres; 5,. Cosía muy bien; 6, Enfermó y mu¬ 
rió. Y... No, porque resucitó. 

Contestaron. — Mayores: Etkel Planchón 
(oct.) Silvia Bertinat, Mabel N. Rivoir (oc¬ 
tubre) Julia N. Armand Ugon (oct.) ; Azu¬ 
cena y Oscar Geymonat (oct. y nov.); Ro¬ 
berto Carlos Gonnet (oct. y nov.) ; Marta 
E. Nan (oct.); Nora Griot (oct. nov.) ; Da¬ 
niel Eichhorn (oct.) ; Enzo Rivoir (oet. y 
nov.); Cadetes de Alférez (oct.). 

Menores : Homero Perrachon, Beatriz 
Tron (oet.); Wilfrido Rameau (oct. y no¬ 
viembre) ; Italo Charbonnier (oct. y nov.) ; 
Ademas Roselís y Olga Bouissa (oct.) ; Et- 
hel Noemí Gvemonat (oct. y nov.); Miriam 
Gonnet (oet. y nov.); Elsa y Elda Eichhorn 
(oct.); Julio A. Nan (oet.) Osear Justet 
(oet. y nov.) Ivonne Rivoir (oct. y nov.) ; 
Cadetes de Alférez (oct,). 

¿QUE ES EL 

II 

En un artículo anterior, hemos considera¬ 
do la Iglesia cristiana según la doctrina ca¬ 
tólica. Abordamos hoy algunos otros puntos 
del catolicismo, que deseamos presentar a 
nuestros lectores y que son elementos esen¬ 
ciales de la vicia religiosa, pero que la teolo¬ 
gía de Roma ha grandemente alterado. 

La piedad — por ese vocablo entendemos 
los sentimientos religiosos que llenan el co¬ 
razón del cristiano, la fe principalmen¬ 
te. En el N. T. los únicos objetos de la fe 
son Dios y Jesucristo. Creed en Dios, creed 
también en mí (Juan 14.1). Creed en el Se¬ 
ñor Jesucristo y serás salvo (Hechos 16.31). 
Tal era la fe de los cristianos en el principio 
del cristianismo. 

La historia nos hace asistir a una evolu¬ 
ción que lleva a la Iglesia fuera de la recta 
vía trazada por Jesús y los apóstoles. Poco 
a poco la persona de Jesús es relegada en el 
cielo, poco o nada accesible a los hombres, 
olvidando que El ha prometido estar con 
nosotros todos los días, y sin hacer caso de 
la declaración de los apóstoles, que Cristo 
es el solo mediador entre Dios y los hom¬ 
bres, los cristianos empezaron a inventar to¬ 
da una serie de mediadores nuevos, santos 
Y santas, a quienes el hombre puede acudir. 
Además, se comprende que después de Cons¬ 
tantino multitudes de paganos entrados sin 
verdadera conversión en la Iglesia con sus 
superaciones, quisieron tener algo que re¬ 
emplazara sus divinidades subalternas ba¬ 
jo cuya protección la mitología colocaba 
cada lugar, cada oficio y casi cada aconte¬ 
cimiento importante de la vida. De esta 
manera se multiplicaron los santos, a quie¬ 
nes se rendía culto, se imploraba su ínter- 


Preguntas para diciembre 

Mayores ■. Un poco de aritmética: Multi¬ 
plicar el número de letras del nombre del 
Salvador por el número de los dones de los 
magos; resta el número de astros que los 
guiaron; divide por el número de letras de 
la Ciudad en que se crió Jesús; suma con 
las letras de la provincia en que está Betli- 
leem; suma con el número de nombres que 
se atribuyen a Jesús en Isaías 9:6 y ten¬ 
drás el número de los discípulos que Jesús 
elig'ó. 

Menores-, Dos niños israelitas se criaron 
en Egipto, ¿quiénes fueron? Uno durmió en 
una cuna de juncos ¿cuál? Otro en un pe¬ 
sebre, ¿cuál? 

Dos reyes querían quitarles la vida, ¿ quié¬ 
nes eran? Un niño fué salvado por su pa¬ 
dre y el otro por su madre. Indica el nom¬ 
bre de cada uno. Uno de ellos fué el jefe de 
su pueblo, ¿cuál? El otro fué el Salvador 
del mundo, ¿cuál? 


CA TOL/C/SMO? 

sesión y se edificaban templos a ellos de¬ 
dicados. 

Algunos Padres de la Iglesia se declara¬ 
ron abierta y netamente contrarios a la in¬ 
vocación de los santos: Eusebio, Ignacio, 
Jerónimo, Crisóstomo, Ambrosio, Agustín; 
pero no pudieron oponer una barrera in¬ 
franqueable a las olas de la superstición 
que paulatinamente se impuso en todo el 
mundo católico. El papa Pió IV afirmó 
que “los santos reinan juntamente con 
Cristo, y que son dignos de ser invocados; 
que ellos ofrecen oraciones a Dios por nos¬ 
otros y que sus reliquias han de ser vene¬ 
radas”. El concilio de Trento decretó que 
los santos deben ser invocados, pues inter¬ 
ceden ante Dios para nosotros. 

Es principalmente la Virgen María que 
ha tomado un lugar siempre más grande 
en la piedad católica. A partir del siglo 4 9 
se empieza a celebrar su virginidad perpe^ 
tu a. En el 5*? siglo se le otorga el título 
de madre de Dios, y ya se hace mención, 
como vaga hipótesis, de su asunción, le^ 
yenda que en el siglo 9° es universalmen¬ 
te aceptada y que fué sancionada en estos 
últimos tiempos; la fiesta de la Asunción 
(15 de agosto) fué instituida en el año 
S47. En 1858, un decreto del papa Pío IX 
hizo de la inmaculada Concepción una de 
las doctrinas de la iglesia romana. La ma- 
riolatría es probablemente la forma más 
popular y arraigada de la idolatría hoy 
día en el mundo católico. 

El monaquisino nació en los primeros 
años del 4 9 siglo, cuando empezó la deca¬ 
dencia de la Iglesia: mundanidad y co¬ 
rrupción. Entonces, almas sinceramente 
pías sintieron la necesidad de alejarse de 










Diciembre 1^ de 1955 


MENSAJERO VALDENSE 


> 


la comunidad de cristianos sin verdadera 
fe, y vivir en la soledad, dedicados a. los 
ejercicios religiosos. Los primeros conven¬ 
tos fueron edificados en Italia en el siglo 
sexto por inspiración de san Benedicto 
(589) y rápidamente se multiplicaron. Los 
institutos religiosos se desarrollaron enor¬ 
memente. Hay que reconocer que fueron 
instrumentos valiosos para la extensión 
del cristianismo entre los bárbaros. Los 
monjes fueron los misioneros de la Edad 
Media, penetraron en países donde planta¬ 
ron por primera vez la cruz de Cristo: Ger- 
mania, Galia y más tarde Inglaterra. Ellos 
fueron la fuerza del papado, pero también, 
en más de una ocasión, impusieron su vo¬ 
luntad en el gobierno de la Iglesia. Es no¬ 
torio la extraordinaria influencia de los 
Jesuítas en el Vaticano y el rol preponde¬ 
rante que desempeña el general —llamado 
la Eminencia gris— en los asuntos de la 
Iglesia. 

Hemos dicho lo que el cristianismo de¬ 
be a los frailes en la obra de propagación 
del Evangelio. Pero no por eso aproba¬ 
mos la institución del monaquisino por la 
idea, convertida en doctrina sancionada 
por la Iglesia, que la salvación no es una 
gracia que el hombre recibe, como lo ense¬ 
ña el N. T. (Efesios 2.8), sino una recom¬ 
pensa que debe merecer. Por consiguien¬ 
te, el hombre, para alcanzar la salvación, 
debe aplicarse en reparar sus pecados, ha¬ 
cer esfuerzos para ser digno del cielo, acu¬ 
mular la más grande suma posible de bue¬ 
nas obras y prácticas meritorias.. Por ello, 
se cree poder, con el sacrificio voluntario, 
adquirir méritos ante Dios, se substituyó 
poco a poco la doctrina bíblica de la salva¬ 
ción por la fe en Cristo, la búsqueda de la 
salvación por prácticas ascéticas, impo¬ 
niéndose abstinencias, ayunos, maceracio- 
nes, celibato. Lo que más vale no es acep¬ 
tar el evangelio del perdón por Cristo y 
guardar la fe en Cristo y el amor de Dios; 
tiene más importancia la disciplina de la 
vida exterior rigurosamente reglamentada 
que la transformación interior, el nuevo 
nacimiento. Y estas creencias y prácticas 
están en abierta contradicción con el 
Evangelio. 

El culto cristiano fué en origen un mo¬ 
delo de sencillez, y en esa forma fué cele¬ 
brado en los primeros siglos. Cuando los 
paganos aceptaron el cristianismo, a menu¬ 
do sin preparación previa y a veces por¬ 
que obligados, se vieron en la necesidad 
de adorar a Dios en los mismos templos y 
ante los altares consagrados a los ídolos. 
Los ritos y sacramentos cristianos habían 
reemplazado los antiguos misterios. Y los 
' actos del culto eran celebrados con los sen¬ 
timientos que tenían cuando las antiguas 
ceremonias a las que eran atribuidas virtu¬ 
des mágicas. La espiritualidad del culto 
5 iba desapareciendo y se multiplicaban las 
Eromas exteriores con pompas magníficas, 
espectaculares. Al mismo tiempo se reem- 
; plazaron los fetiches por las reliquias de 
■ Cristo y de los santos, y el culto fué cele¬ 


brado en un idioma — el latín — que el pue¬ 
blo no comprendía. 

* 


Podríamos seguir señalando otros erro¬ 
res, supersticiones, falsas doctrinas, en la 
religión católica, pero lo que hemos dicho 
hasta aquí es suficiente para contestar a la 
pregunta : ¿ qué es el catolicismo ? 

“Es un cristianismo infiel desde sus orí¬ 
genes, infiel a sus principios, por consi¬ 
guiente falso; un cristianismo que se ha 
convertido en instrumento de dominación, 
cosa muy grave, pues trata de sujetar la 
conciencia humana; un cristianismo que 


Los 10.000 delegados presentes en París 
en ocasión de la conferencia mundial de Aso¬ 
ciaciones Cristianas de Jóvenes en agosto 
último, fueron un testimonio elocuente del 
crecimiento de la obra. 

En esa oportunidad se festejaban los 100 
años de existencia de la Alianza Mundial, 
organismo director y coordinador de las Aso¬ 
ciaciones que, en 80 países sirven a más de 
cinco millones de asociados, sin hacer dis¬ 
tingos de credos, razas, nacionalidades o 
clases sociales entre ellos. El hecho de ha¬ 
ber llegado al centenario significa la rea¬ 
firmación de los ideales’ que hicieron posi¬ 
ble ese avance: una institución que ayuda 
al desarrollo integral de la personalidad, 
en sus aspectos espirituales y físicos. 

“En nuestro país, dice un diario de la 
capital, pionero en latinoamérica en mu¬ 
chos aspectos, también ha germinado 'la 
semilla de ideas tan fecundas, lo que ha 
dado a la Asociación Cristiana de Montevi¬ 
deo, en todos los barrios en que actúa, la 
oportunidad de prestar sus servicios a la 
sociedad. Como parte valiosa de esta con- 


reemplaza a Cristo por los santos: un cris¬ 
tianismo que opone a la declaración bíbli¬ 
ca de la salvación por la fe la doctrina erró¬ 
nea de la salvación por las obras, un cris¬ 
tianismo empapado en idolatría que no h.i 
sabido salvar la espiritualidad del culto’’. 
(Dumas). 

Nuestro deber —como Iglesia evangéli¬ 
ca y como cristianos— impélante y urgen¬ 
te, es oponer al error la verdad, a la su¬ 
perstición la fe, a las doctrinas humanas la 
enseñanza divina. Y esto lograremos distri¬ 
buyendo la Palabra de Dios, y proclaman¬ 
do el mensaje genuinamente cristiano, y 
dando en toda circunstancia oportuna 
nuestro testimonio personal. 


tribución, cabe mencionar el aporte al des¬ 
envolvimiento de la educación física, en la 
introducción de deportes tales como el bas- 
ket ball, volley ball y el base bal 1, estando 
demas decir el desarrollo que han tenido 
los dos primeros en nuestro ambiente”. 

Las manifestaciones del centenario se haa 
concluido con la publicación de una amplia 
declaración que es a la vez síntesis de las 
experiencias del trabajo cumplido por la 
organización en sus primeros cien años de 
vida y programa en vista de la actividad 
venidera. 

Transcribimos a continuación los párra¬ 
fos que juzgamos más importantes, de la 
antedicha declaración: los delegados de las 
Uniones Cristianas reunidos en conferencia 
en París el 12 de agosto de 1955 expresan su 
profunda gratitud a Dios por las numero¬ 
sas pruebas de su presencia y de su ayuda 
que constantemente les ha otorgado para el 
cumplimiento de la obra en el seno de las 
Uniones y en los ambientes en que estos 
desarrollan sus actividades. 



Calendario Evangélico 


Integrando el programa de franca y estrecha colaboración que la igle¬ 
sia Valdense y la Iglesia Metodista se han propuesto llevar a cabo en dis 
tintos aspectos de su obra —educación cristiana, evangelización, canto sagra¬ 
do, radiofonía, etc.... ha sido preparado un Calendario Evangélico que, ade¬ 
más de los datos que ofrecía el “Calendario Valdense” ofrecerá algunos da¬ 
tos y clisés que interesan especialmente al pueblo metodista del Uruguay. 

Este Calendario se presenta de una manera semejante a la del ano an¬ 
terior y, dentro de nuestras posibilidades, creemos que satisfará las exigen¬ 
cias de los hogares Valdenses y metodistas que, al adquirirlo y al exhibirlo 
al lado de su receptor no solamente tendrán un “instrumento” útil para re¬ 
cordar las audiciones radiales auspiciadas por nuestras Iglesias, sino dispon¬ 
drán de un valioso elemento para decir a quien entra —sea quien fuere— que 
ha entrado en un hogar evangélico. 

El Calendario estará en venta, a partir del 15 de diciembre y su precio 
ha sido fijado en un peso moneda uruguaya y seis pesos moneda argentina. 

S. L->ng. 


Centenario de la Asociación Cristiana de Jóvenes 
















Diciembre U de 1955 


MENSAJERO VALDBNSB 


10 


-Las Uniones Cristianas tienen por fi¬ 
nalidad suprema reunir en asociaciones a 
los jóvenes, los cuales mirando a Jesucris¬ 
to como a su Salvador y su Dios según las 
Escrituras quieren ser sus discípulos en la 
fe y en la vida, y trabajar juntos a exten¬ 
der entre la juventud el reino de Dios. 

—las U. C. deben dar testimonio de la 
potencia de Cristo Salvador que debe ma¬ 
nifestarse en la vida de los individuos y en 
todas las relaciones humanas. 

—la dirección y las actividades de las 
Uniones deberían ser confiadas a miembros 
jóvenes, estimados por su fe v su vida cris¬ 
tiana. 

—las U. C. exhortan a sus miembros a que 
asuman sus responsabilidades como miembros 
de Iglesia y tomen parte activa en la vida 
y las obras de sus iglesias respectivas —al 
mismo tiempo deben abogar por la causa 
de 1a. Unidad entre los cristianos, cualquie¬ 
ra sea su confesión y dar testimonio cris¬ 
tiano de fraternidad por encima de las fron¬ 
teras que dividen a la cristiandad. 

—las U. C. quieren servir a toda la juven¬ 
tud sin distinción de credos religiosos, parti¬ 
dos políticos o teorías sociales. 

—las U. C. deben promover la comprensión 
internacional, atenuar las tensiones entre 
partidos y naciones, cooperar a la abolición 

LA FUERZA DE 

Hay, peregrino, una senda, donde aquel 
que entra y avanza pierde temor al desen¬ 
gaño. Es ancha, lisa, recta y despejada, des¬ 
pués de comienzos muy duros y tortuosos. 
Pasa por medio de todos los campos de cul¬ 
tivo que granjean honra y provecho. Quien 
por ella llega a la escena del mundo, puede 
considerar que ha cosechado todas las plan¬ 
tas de mirífica virtud, de <Jue hablan las le¬ 
yendas : la. búcara que preserva de,la fasci¬ 
nación, el nepente que devuelve la alegría, 
y el hon ?° Que infunde el ardor de las ba¬ 
tallas. Tener experiencia do esta senda, va¬ 
le tanto como llevar la piedra de parangón 
con que aquilatar la calidad de las cosas 
cuyas apariencias nos incitan. Por ella 
señale a desquijarar leones, tanto como a 
ceñir la oliva de paz. Cuando por otros ca¬ 
minos se la busca, todas las tierras son al 
cabo páramos y yermos, pero si ella fué el 
camino, aun la más árida se trueca en fér¬ 
til emporio: su sequedad se abre en veneros 
de aguas vivas; cóbrense las desnudas peñas 
de bosque, y el aire se anima con muchas y 
pintadas aves. Toma, peregrina, esa senda, 
y el bien que soñaste será tuyo. 

CASA QUINTA EN COLONIA VAL J 
DENSE i 

| Próxima al Liceo y a la Escuela, so- f 
bre carretera nacional a Colonia, Km. | 
121. 3 amplios dormitorios, amplio co- | 
medor, garaje, cocina, estar, pozo, | 
motor, algibe, parral, etc. Se vende. ? 
$ 10.000 contado. Saldo con facilida- • 
des. Llaves al lado 1 


ríe las guerras y al establecimiento de la paz 
en el mundo. 

— Las U. C. deben luchar por la elimi¬ 
nación de toda forma de injusticia social 
y económica y contra, la discriminación ra¬ 
cial, eso ante todo en su propio seno; deben 
dar su adhesión práctica a todo movimien¬ 
to en favor de la más amplia libertad indi¬ 
vidual y colectiva. 

—las U. C. deben tratar de extender la 
obra unionista en todo el mundo, procla¬ 
mar y actuar las finalidades que constitu¬ 
yen su razón de ser y la base de su pro¬ 
grama de acción. 

La declaración concluye: Gracias sean 
dadas a Dios por lo que nos ha permitido 
hacer en tiempos de paz y durante las gue¬ 
rras en el curso del primer siglo de las U.C. 

Queremos permanecer fieles al espíritu 
de los que han trabajado en el curso de es¬ 
tos cien años y afirmamos nuestra unidad 
ideal con nuestros colaboradores en todo el 
mundo. 

Nos unimos a todos los que cooperan para 
que la juventud reciba el enriquecimiento 
de vida que sólo Cristo puede dar. 

Confesamos humildemente la insuficien¬ 
cia de nuestra dedicación al Maestro v nos 
reconsagramos a El. nosotros y nuestras 
uniones para servirlo con mayor celo, fide¬ 
lidad y constancia. 

LA VOLUNTAD 

—¿Alzas los ojosf ¿Consultas en derredor, 
el horizonte?... No allí, no afuera..., sino 
en lo hondo de tí mismo, en el seguro de tu 
alma, en p\ secreto de tu pensamiento, en lo 
recóndito de tu corazón; en tí sólo, has de 
buscar arranque a la senda redentora! 

(“Motivos de Proteo”. José E. Rodó), 
remitido por el señor Daniel Bon- 
jour Dalmas. 

ECOS VALDENSES 

URUGUAY 

TARARIRAS. — Bodas de Oro. — El día 12 
de noviembre último, festejaron sus “bodas de 
oro” matrimoniales los esposos Daniel Constan- 
tin - Magdalena Geymonat, de Montevideo. El 
acto se llevó a cabo en el establecimiento agríco¬ 
la-ganadero “Los Gurises”, propiedad de dos de 
los hijos, y ubicado en las cercanías de Tarari¬ 
ras; por esta circunstancia, fué el Pastor de es¬ 
ta localidad él invitado a presidir un breve cul¬ 
to de acción de gracias, antes de proceder a ha¬ 
cer los honores al asado con cuero con que los 
hijos los homenajearon. También fué invitado 
el Pastor de Montevideo, señor Juan Tron, quien 
tuvo palabras de reconocimiento y de exhortación 
para los esposos Constantin-Geymonat, columnas 
de dicha Iglesia, juntamente'con dos de sus hi¬ 
jas. 

La unión matrimonial de los esposos Constan- 
tín - Geymonat, recibió su consagración religio¬ 
sa ante el Pastor Bounous, en C. Cosmopolita, el 
día 7 de Octubre de 1905; por diversas circuns¬ 
tancias la recordación de este evento fué porter- 
gada hasta la lecha. 

Rodearon a los homenajeados sus 4 hijos va¬ 
rones, sus 6 hijas, 4 nueras, 4 yernos y 16 nie- 
tOB. Después de tantos años de vida de hogar, 
nuestros hermanos pueden tener hoy la satis¬ 


facción de ver a toda su familia en excelentes 
condiciones económicas, y ellos mismos gozando 
de buena salud, que todos lee auguramos poder 
disfrutar por muchos años más con la ayuda de 
Dios. 

Bodas de Pla+a. - Otro grato acontecimien¬ 
to se celebraba ese mismo día en Tarariras: los 
esposos Amadeo D. Dalmas - Cristina Ricca ce¬ 
lebraban sus Bodas de Plata matrimoniales (no¬ 
viembre 15 de 1930), con un lunch al que asistie¬ 
ron numerosos parientes y amigos, siendo invi¬ 
tado el Pastor a iniciarlo con un breve devocio- 
nal. También a ellos auguramos cumplan muchos 
aniversarios aún, bajo la. guarda, y la inspiración 
divinas. 

Hospital - Sanatorio Evangélico. — Nos visi¬ 
taron el domingo 13 de noviembre 4 integrantes 
del Comité Ejecutivo del Hospital - Sanatorio 
Evangélico del Uruguay, Dres. Rafael R. Hill 
(Presidente), José P. Otero, señores Alejandro 
Corradinal y Pedro A. Corradino, quienes, luego 
del culto, informaron a un grupo de personas ex¬ 
presamente reunidas, acerca de la marcha de 
las construcciones, recaudación de fondos, así 
como sus planes de futuro, especialmente la gran 
campaña iinanciera en el Interior, en los pri 
meros meses del año entrante. 

Confirmación. — En los cultos del domingo 
20 de noviembre, se llevaron a cabo los dos ac¬ 
tos de Confirmación de nuevos miembros de Igle¬ 
sia programados por el Consistorio para este 
año. En Tarariras, por la mañana, hicieron pro¬ 
fesión pública de su fe los siguientes catecúme¬ 
nos: Gladys Barolin, Gladys Costabel, Evelia 
Bertin, Edmundo Dovat, Jorge Thull, Yaldo Pey- 
tonel, Néstor Klett, Osvaldo Tourn, Edilio 
Pons, Ruperto Bonjour, Wilde Guigou, Carlos 
Jourdan, Luis Alberto Oses, Pedro M. Salomón, 
Ledis Charbonnier (del grupo de Manantiales), 
y Félix Villanueva. A los nuevos miembros de 
Iglesia fué obsequiado un ejemplar del Nuevo 
Testamento y Salmos, en cuero; participaron lue¬ 
go de la Santa Cena, juntamente con numerosos 
miembros dé la comunidad, entre los que mere¬ 
cen destacarse los familiares de varios de ellos. 
En Artilleros, durante el culto celebrado a las 
16 horas, confirmaron su Bautismo los jóvenes 
Milcan Bertin, Elfrida Eugster, Vielmiro Char¬ 
bonnier, Ronaldo Roqueta, Enzo A. Griot, Italo 
Pons y Elbio Guigou; también recibieron un 
ejemplar del Nuevo Testamento y Salmos, par¬ 
ticipando de la Santa Cena con varios otros 
miembros de la Iglesia. La Liga Femenina y la 
Unión Juvenil Valdense de la localidad les tri¬ 
butaron luego una recepción a base de un refres¬ 
co, del que participaron también todos los pre¬ 
sentes al culto esa tarde. 

Unionistas. — La Unión Juvenil Valdense de 
Artilleros celebró el domingo 20 de noviembre 
su Asamblea Anual: luego de leídos y aprobados 
los, Informes General y Financiero, se procedió 
a designar las nuevas autoridades para el año 
1956, con el siguiente resultado: Presidenta: 
Srta. Elda Gonnet; Vice Presidente, Oscar O. 
Dalmas; Secretaria, Renée Griot; Pro-Secre- 
rio, Danilo Geymonat; Tesorero, Rubén Plan¬ 
chón. Delegados a la Asamblea de la J. J. V.; ti¬ 
tulares, Hugo Ricca y Danilo Geymonat; Suplen¬ 
tes, Valdesina Charbonnier y Renáe Griot. 

Enfermos: — Regresó a su hogar, luego de 
sufrir una delicada intervención quirúrgica, la 
Sra. Celina Rivoir de Davyt; es delicado el es¬ 
tado de salud del Anciano de Quintón, Abel A. 
Gonnet; en asistencia médica en Montevideo. Su¬ 
frió un atraso en su salud la anciana hermana 
doña Clementina B. de Bertin, pasando a asis¬ 
tirse por algunos días en Juan L. Lacaze. 

Intermedios. — El sábado 12 de noviembre 
tuvieron su Asamblea Anual los Intermedios de 
Tarariras, habiendo nombrado la nueva Comi¬ 
sión Directiva, que regirá su marcha en 1956; 
fué fijado el sábado 26 de noviembre, pora un 
paseo a Playa Artilleros, por la tarde. 

MIGUELETE. — El ínartes 1 de noviembre 
nos visitó el pastor Juan Tron, quien en su men¬ 
saje explicó al público el compromiso que el “Co¬ 
mité pro Monumento Conmemorativo Centena¬ 
rio” habia hecho con la compra del terreno en 
que será edificado el templo valdense en Monte¬ 
video; invitó a los contribuyentes a hacer en- 



















Diciembre l y de 1955 


MENÜAJBtíO VALDENSE 


U 


trega de las cuotas prometidas, en enero de 1956, 
si es posible. No mucho público asistió a esa con¬ 
ferencia. 

Enfermos. — Una racha de tos convulsa está 
atacando a los pequeños; también hay varios 
casos ue varicela. Se está restableciendo de una 
intervención quirúrgica la Srta. Esther Artus 
de Valúense, que se atendió en Cardona. Resta¬ 
blecida la Sra. Nilda C. de Waiser. Mejorada la 
Cra. aCtalina G. de Lautaret, que sufrió un 
un tuerte ataque de bronquitis. 

Bautismos. — En Cardona fueron bautizados 
el domingo 23 de octubre, ¿Norma Lilian Luzardo, 
de Reynaido y de María Gloria Gadino; Ana Ma¬ 
ría florín, de Dino y de Carmen Mor eirá. En Mi- 
guelete, el mismo día, Pablo Emilio Bonjour, de 
Juan Eder y de Renée Nelly Tourn. 

Examenes de catecúmenos. — El domingo 23 
de ucLdoie tUeron examínanos en Cardona los 
jovenes Elba, Selva y canos A. Pilón. El lunes 
24 en iviisueiete los catecúmenos ue tercer ano; 
Margarita jouruan, tuna Winh, Rosaioa Negrin, 
Juana nommguez-r eiix, irma relix, Néliua bu- 
ranü, iNuua ttostagnoi, Etüel Hunzuter, Hugo Fe- 
lix, Omino Pilón, Geuis Charbonnier, Carlos lio- 
chon, Hugo Feiix-A. Hugon y uuiuo Jourdan. El 
examen íué satisiactorio, salvo un caso. 

—El domingo 13 de noviembre, todos estos ca¬ 
tecúmenos tueron admitidos a la Iglesia. Un pú¬ 
blico muy numeroso y atento los acompaño en 
el culto. 

—Ese mismo día nos visitaba una delegación 
del comité “Pro Hospital Evangélico”, hablando 
al público en el salón de la A. Cristiana. Los 
Dres. Hill, Otero y dos más, integraban la co¬ 
misión, se espera formar un comité local. 

VALDENSE. — Confirmación. — En el culto 
del uoniidgo o ue novieniure y con una grauae 
.concurrencia, meron Cumnmauos ios siguientes 
jovenes: ciaro Atiio, ciauys rumana ügan, Ei- 
sa rumana ugon, juana ucymenat, irerys uon- 
zalez, iviirta ivraian, tviarioei r-erez, ¿\iria ttoiana, 
Giauys tourn, Juan canos tsertinat, Wunao 
Bonjour, Vaiao Cariare!, Oscar enamoran, tto- 
berto f rache, Juan P. Geymonat, Horacio Gey- 
monat, César Geymonat, toante Geymonat, Raúl 
Geymonat, Edgardo cines, Vaido Gonnet, Clau¬ 
dio Gonnet, Atnio Grill, Genis ívtalan, Bruno Pey- 
ronei y Hugo Rivoir. 

Hesta local de canto. — El domingo 6 de no¬ 
viembre, a las 18 y 30 horas, se desarrolló un 
programa de canto en el templo local, a caí go 
de cinco conjuntos corales de la congregación. 
La Paz, Rosario, Rincón del Rey, Félix y Valden- 
se, que totalizaban unas cien voces. El público 
apreció el trabajo realizado y se han oído pala¬ 
bras de estímulo para continuar en actividades 
de esta índole. La ofrenda recogida durante ese 
acto fué dedicada al futuro órgano del templo 
local. 

Excursión a Nueva Palmira. — Auspiciada por 
la Liga Femenina de Valdense, el sábado 5 de 
noviembre se realizó una visita a la congrega¬ 
ción de Nueva Palmira y a los lugares vecinos 
de la ciudad. Más de 80 personas tomaron parte 
en la excursión. La reunión celebrada con los 
hermanos valdenses de N. Palmira fué muy ins¬ 
piradora para todos. 

Fiesta Anual de Canto. — El sábado 19 de no¬ 
viembre se realizó en el templo local la Fiesta 
de Canto, con la intervención de coros de va¬ 
rias Iglesias. Por primera vez solamente se ce¬ 
lebró por la tarde. A pesar de que la asistencia 
de público fué menos que otros años, sobrepasó 
igualmente la capacidad del templo. El culto de 
apertura del acto fué presidido por el Pastor Car¬ 
los Negrin. 

Concierto de Canto. — Se están ultimando los 
preparativos para un concierto de canto sagra¬ 
do que en el cine-teatro Rosario darán los coros 
de Colonia, Tarariras, Cosmopolita, Valdense y 
j. s. Bach de Montevideo, en la noche del 25 
de noviembre, bajo la dirección del maestro 
Eduardo Carámbula. 

Bienvenida al Pastor Ernesto Tron, — La Co¬ 
misión Ejecutiva y los Obreros se reunieron en 
Valdense el martes 22, para dar una cordial 
bienvenida al Pastor Ernesto Tron. que acaba, 
de llegar de Italia, donde permaneció seis meses 
y para escuchar sus impresiones recogidas en 


contacto con la Iglesia Madre. 

Visitantes. — Nos visitaron de la Argentina 
Don David Pontet e hijo Isauro y el Dr. Carlos 
Griot y Sra. 

Enfermos. — Se han sometido a intervencio¬ 
nes quirúrgicas la Sra. Clotilde Artus de Salo¬ 
men y el Dr. Eduardo Ettlin, ambas con todo éxi¬ 
to. De cuidado médico la anciana María Artus de 
Geymonat, Don Enrique Ricca y Don Teófilo 
Armand Hugon. 

Enlace. — Recibieron la consagración religio¬ 
sa los siguientes matrimonios: Daniel Armand 
Tourn - Gladya Fenuil; Ornar Germán Hunzi- 
ker - Vílda Miriam Bonjour. ¡Que el Señor ben¬ 
diga estos nuevos matrimonios! 

OMBUES DE LAVALLE. — El 19 de nBviem- 
bre ppdo. rindieron exitosos sus exámenes de 
catecismo los jóvenes de Ombúes de Lavalle, de 
ler. año: Mabel Tourn, Nidia Baridon, Estela 
Virnjon, Leticia Geymonat, Dante Davyt, Rubén 
Oudri, Abel Geymonat, Oscar Geymonat, Héctor 
Luis Avila, Zahid Quiroga y Huber Bouissa. De 
2? año; Nelly Purtscher, Dilma Purtscher, Emi¬ 
lia Rosli, Amalia Quesada, Susana Meyer, Eda 
Geymonat, Doris Baridon, Fanny Geymonat, 
Amilda Artus, Oscar Gay, Enrique Pontet, Sil¬ 
vio Udaquiola, Edgar Geymonat, Aldo Charlin y 
Juan Carlos Artus. 

—El Coro de la localidad, bajo la dirección 
del Sr. Baltazar Oudri, ha empezado a colaborar 
exitosamente en la Congregación. El martes 25 
de octubre ppdo. cantó varios himnos y cancio¬ 
nes durante una sesión de la Unión C. de J. V. 
de esta villa. El domingo 5 de noviembre ppdo. 
cantó durante el culto conmemorativo de la Re¬ 
forma. Sigue ensayando ahora varios cantos pa¬ 
ra la Fiesta de Navidad. Felicitamos pues al Di¬ 
rector y a los cantores, que quisiéramos ver mu¬ 
cho más numerosos. 

—El sábado 26 de noviembre ppdo. la Escue¬ 
la Dominical de Tala de Miguelete realizó una 
pequeña fiestita. Luego de una meditación por 
el Pastor Ganz, los niños cantaron algunos him¬ 
nos, bajo la dirección del Director de esa escue¬ 
la, Sr. Baltazar Oudri. Terminado el acto, el 
dueño de casa, el Diácono Sr. Santiago Baridon, 
ofreció a todos los presentes excelentes masitas 
y bebidas frescas. Desde estas columnas le re¬ 
novamos nuestro reconocimiento. 

—El jueves 17 de noviembre ppdo. entraban 
solemnemente en el templo de Ombúes para pe¬ 


dir la bendición divina sobre de su enlace, los 
esposos Atilio Heriberto Silva - María Esther 
Román. El Coro de la localidad cantó un himno 
de circunstancia. Que Dios sea el huésped cons¬ 
tante del nuevo hogar que se ha formado. 

—Algo delicada de salud la Sra. Juana Ber- 
ger de Charbonnier. Por haberse caído de un ár- 
bil se rompió un brazo la niña María Delia Ou¬ 
dri - Long. Ya está de vuelta de Montevideo, a 
dónde se trasladó para ser enyesada. Acompa¬ 
ñamos con simpatía a nuestros enfermos. 

COLONIA, RIACHUELO, SAN PEDRO. — En¬ 
fermos. — Tuvo que guardar cama unos días la 
Sra. María R. de Constantin, de San Pedro. 

—Guarda cama, desde hace unos días, el Pas¬ 
tor Sr. Julio Tron. 

—Algo mejor Doña María G. de Gonnet, de 
San Pedro. 

—Fué operado de apendicitis en el Hospital 
de Colonia el Sr. Oriol Molan Ricca. 

Simpatía. — Expresamos a los familiares de 
Doña María Dalmas de Soulier y de Doña Pau¬ 
lina Gardiol de Benech, fallecidas reciente¬ 
mente en Tarariras y C. Valdense, respectiva¬ 
mente, y que durante muchos años formaron par¬ 
te de nuestra congregación; nuestra profunda 
simpatía cristiana. 

Enlace. — El 23 de noviembre fué bendecido, 
en el Templo de Colonia, el enlace del Sr. Héc¬ 
tor C. Iglesias con la Srta. Nelly Pons. Renova¬ 
mos a este nuevo hogar nuestros auguris dé fe¬ 
licidad cristiana. 

Bodas de Oro. — El 4 de noviembre nuestros 
apreciados hermanos Don José Barolin Negrin 
y Doña Josefina Gardiol de Barolin celebraron 
sus bodas de oro, viéndose rodeados por sus fa¬ 
miliares y amigos y ofreciéndose a Dios, con tal 
motivo, un culto de gratitud y alabanza presidi¬ 
do por el Pastor. Auguramos a estos hermanos, 
todavía robustos, muchos años de vida feliz nn 
compañía de sus familiares y en comunión con 
el Padre Celestial. 

Reuniones familiares. — En ocasión del cum¬ 
pleaños —el 82?— de nuestra anciana hermana 
Doña Anita Berton Vda. Negrin y de una reunión 
de familia de los hermanos; Don José Felipe y 
Doña Mgdalena Negrin, el Pastor fué invitado a 
presidir breves cultos en que fueron subrayadas 
las notas de gratitud, de la confianza y de la 
obediencia a la voluntad de Dios que han de ser 
características en un hogar cristiano. 


PRESTAMOS AMORTIZARLES... 


. mediante el pago de módicas mensualidades ajustadas a sus ingresos j 

y posibilidades, tiene usted la oportunidad de solucionar sus problemas % 

económicos, mejorar su granja o su lechería, su industria o comercio, o 
bien proporcionar mayor comodidad a su hogar 

Solicite un préstamo amortizabie y verá qué cómodo le resulta, además 
de ser práctico y ventajoso. 

★ J 

CDRPORACIOH FIHAHCIERU V1LDEHSE S. A. j 

(CAJA POPULAR) i 

★ 

Una Institución Bancaria al Servicio de la Zona 
Casa Matriz: TARARIRAS — Sucursal: VALDENSE 

Teléfono 38 Teléfono 501 

















Diciembre l 9 de 1955 


U 


MENSAJERO VALDENSE 


HAGA MEJOR SUS NEGOCIOS: 

COMPRE y VENDA EN 
••A. CARLOS D ALMAS 


GRANDES ALMACENES 
S. A 


»* 


CASA CENTRAL EN TARARIRAS 
U.T.E. 12 y 54 


SUCURSAL EN COLONIA 
“EX GALERIA BENEDETTI’ 
U.T.E. 174 


Confirmación en Riachuelo. — El domingo 20 
de noviembre confirmaron su bautismo tres jó¬ 
venes: Rosa López, Hedy Tourn y Gualberto 
Negrin e hizo profesión de fe el joven Leandro 
Musselli. ¡Quiera el Señor bendecir y fortale¬ 
cer a estos jóvenes en el cumplimiento de sus 
promesas! 

Asambleas. — La Unión Cristiana de Riachue- 
celebró el 20 de noviembre su Asamblea Anual, 
procediéndose al nombramiento de la Comisión 
Directiva para el próximo año. La integran los 
jóvenes Hermán Uodino, Neri Negrin, Joel Ba- 
rolin y Carlos Perrachón y la Srta. Marys Pe- 
rrachon Grant. 

La Unión Cristiana de Colonia realizó su 
Asamblea el sábado 26 de noviembre, ante un 
buen número de socios' activos y algunos adhe- 
rentes. La Comisión Directiva que regirá los 
destinos de esa institución en 1956 estará inte¬ 
grada por las señoritas María Guigou, Delia e 
Irma Negrin e Inés Long y los jóvenes Guido 
Armand Ugon, Guido González Courdin, Franco 
Long, Enzo Negrin y Marcelo Pacheco. 

Horario de cultos en verano. — En los meses 
de diciembre, enero y febrero, los cultos en Co¬ 
lonia se realizarán todos los domingos a las 8 
y 30 horas, y en Riachuelo y San Pedro a las 10 
de la mañana. Los cultos del domingo 4 de di 
ciembre serán presididos, D. M., por el Pastor 
Sr. Ernesto Tron. 


PROFESIONALES 

JOAQUIN SUAREZ: 


ESCRIBANIA PUBLICA EN 
JOAQUIN SUAREZ 

■■ ■■ ■ ■■■■■■ - DEL ESCRIBANO == 

ESTEBAN ROSTAONOL BE1N 

Atiende todos los días de 8 a 12, menos los 
Sábados 


r. JOSE M. VARELA SUAREZ. — Médico 
U Cirujano Partero. — Estación Tarariras. 


COLONIA VALDENSE: 


r\ r. JUAN CARLOS ROSSEL. — Medicina Ge 
neral y niños. — Colonia Valdense. 


NUEVA HELVECIA: 


C LVA BENECH GARDIOL, Escribana. — Ele 
tudio: Juncal 1395, P. 4, Esc. 43. — Atiende 
en Nueva Helvecia por: Teléfono 106 


ROSARIO: 


M 


ARIO A PLAVAN BENECH. — Médico - Ci- 
rujano. — Rayos X Electricidad Médica 
Ex - Consultorio. Dr. Bounous. (Rosario). 


MONTEVIDEO: 


tj* RNESTO ROLAND. — Escribano. — Paysan- 
^ dñ 1840 bis. — Teléfono 47641, Montevideo 
— Atiende los sábados de tarde en Colonia 
Valdense 


IX r. VICTOR ARMAND UGON. — Cirugía ex 
elusivamente. — Canelones 929, Tel. 83422. 

LT UGO ROLAND. — Abogado. — Estudio: 

Treinta y Tres 1334, P. 4, Ap. 7. — 

Teléfono 9-11-97. — Part. Paysandú 1840 bis. — 
Teléfono: 4-76-41 -— Atiende los sábados de tarde 
en Colonia Valdense 


ARGENTINA 

COLONIA “EL SOMBRERITO” (Santa Fe). 
Visita. — Como Evangelista Itinerante nos visi¬ 
tó el Estudiante en Teología en año de prácti¬ 
ca, Néstor Tourn Arnold, llegando a esta locali¬ 
dad —procedente de Calchaqui y Margarita— el 
sábado 13 de agosto ppdo. En ésta tuvo a su 
cargo dos cultos, una reunión nocturna y el men¬ 
saje central de una sesión de la Unión Cristiana 
local. 

El joven Tourn, juntamente con la C. D, de 
la referida Unión, organizó un viaje para visitar 
nuevamente a los diseminados evangélicos de 
Ingeniero Chanourdié, el cual se realizó el mar¬ 
tes 23, en camión, viajando aproximadamente 
unas treinta personas. En dicha Colonia nos es¬ 
peraba un grupo numeroso de personas —evangé¬ 
licas o simpatizantes— quienes escucharon con 
atención el mensaje. Esta reunión, al igual qi^e 
otras anteriores, se realizó en casa de don Emi¬ 
lio Sager. 

El miércoles 24 de agosto, el Estudiante Tourn 
Arnold abandona “El Sombrerito”, dirigiéndose 
hacia el norte de la Provincia de Santa Fe, a 
visitar otros diseminados valdenses (Villa Ocam¬ 
po, Campo Hardy, etc.), para pasar lueg¡o a la 
Provincia del Chaco y de allí a Córdoba; espe¬ 
rándose para diciembre su regreso a este gru¬ 
po, para quedar posiblemente un mes a cargo 
de esta Congregación. 

Agradecemos su labor entre nosotros y deseᬠ
rnosle ricas bendiciones de Dios en su tarea. 

Corresponsal. 

Gdor. MANSILLA, — Después de mi última 
correspondencia, aparecida eu MENSAJERO 
VALDENSE del 15 de julio ppdo., tuvimos cua¬ 
tro meses continuos de muy poca lluvia; es así 
que la siembra de semillas finas fué muy poca a 
su tiempo oportuno; siguiendo luego la siembra 
después de la abundante lluvia caída el 18 de 
setiembre, seguida después de otras lluvias no 
muy abundantes; de manera que la cosecha no 
es muy alentadora, principalmente para el lino; 
también la siembra de primavera viene algo 
atrasada, pero confiando en nuestro Creador y 
en Su grande misericordia para con nosotros, en 
su tiempo oportuno nos enviará la lluvia nece¬ 
saria. Seamos pues agradecidos siempre y obe¬ 
dientes a sus mandatos Divinos, confiando en el 
cumplimiento de sus promesas. 


In Memoriam 


“Yo soy la resurrección y la vida, el que cree 
en Mí, aunque esté muerto vivirá”. 

Gdor. MANSILLA. — Durante los últimos días 
de octubre ppdo. y los primeros días del corrien¬ 
te mes de noviembre, la inexorable muerte ha 
visitado por dos veces la congregación de R. del 
Tala. Primeramente fué doña Celestina Tríbulo 
de Bonnet, de 75 años de edad; doña Celestina 
era hija de don Francisco Tríbulo y de doña Ca¬ 
talina Peyrot, venidos de la R. O. del Uruguay 
en los comienzos de la colonia de R. del Tala. 

Y el día 9 a la tarde, acompañábamos a su 
última morada terrestre a don Diego Morisón, de 
83 años de edad, uruguayo, hermano de una nu¬ 
merosa familia venida a R. del Tala en la for¬ 
mación de dicha colonia Falleció rodeado del 


afecto de sus familiares, después de muchos me¬ 
ses de estar postrado en el lecho del dolor casi 
sin movimiento; a más de una herencia mate¬ 
rial que un padre puede dejar a sus hijos, les 
legó como ejemplo una vida sobria y laboriosa; 
era el finado concuñado del agente de MENSA¬ 
JERO VALDENSE en R. del Tala. Que nuestro 
Amante Padre Celestial en Su grande miseri¬ 
cordia sostenga a la esposa, ya de bastante edad, 
y algo quebrantada de salud, en su dura prue¬ 
ba, es nuestro más profundo sentir cristiano. 

Corresponsal. 

SAN SALVADOR. — El 8 de agosto falleció 
Don Federico Tourn, apreciado vecino, radica¬ 
do en Paso Ramos. Una repentina enfermedad 
puso rin a su vida terrenal cuando contaba 83 
años de edad. Natural de Rorá (Italia), de espí¬ 
ritu luchador, después de viajar por América 
del Norte, se estableció con su familia en las 
cercanías de Dolores. Apenas dos años antes ha¬ 
bía visto partir a su compañera. Su sepelio dió 
oportunidad para hacer presente el mensaje 
evangélico. A hijos y nietos nuestra simpatía. 

El 9 de noviembre, a la edad de 74 años, cum¬ 
plidos en ese día, partió de la patria terrenal 
Don Juan Pedro Tucat Rostan, nacido en La 
Paz (Colonia). Contrajo enlace con Doña Clara 
Rostan, compañera por casi cincuenta años. Don 
Juan Pedro estuvo radicado varios años en La 
Pampa (Argentina). Más tarde se estableció en 
Concordia, y últimamente, por razones de salud, 
en Dolores. Sus últimos años fueron de sucesi¬ 
vas pruebas debido a la enfermedad que le aque¬ 
jaba. 

La numesosa compañía en el sepelio dió mues¬ 
tras de la simpatía de que gozaba Don Juan Pe¬ 
dro. A su abnegada compañera de tantos años, 
hijos y nietos, renovamos nuestro afecto cris¬ 
tiano. 

COLONIA VALDENSE. — El día 24 de octu¬ 
bre, a la edad de 81 años, fallecía la Sra María 
Dalmas de Soulier, en Tarariras, en casa de una 
de las hijas, donde se había establecido hacía 
algunas semanas. Sus últimos años los había pa¬ 
sado en Colonia Valdense. Su partida fué rápi¬ 
da, Doña María se caracterizó siempre por una 
fe sencilla y gozosa. A pesar de su estado defi¬ 
ciente de salud mostró un excelente ánimo y 
plena confianza en su Señor hasta última hora. 
Sus restos mortales fueron sepultados en Valden¬ 
se. A los numerosos hijos y nietos, a su ancia¬ 
na hermana Margarita de Jacinto Arauz, y de¬ 
más familiares, lleguen nuestras simpatías cris¬ 
tianas. 

El 16 de noviembre, a la edad de 72 años, fa¬ 
llecía en su hogar, en C. Valdense, la Sra. Pau¬ 
lina Gardíol de Benech. Desde hacia meses esta 
hermana sutrió pacientemente su enfermedad, 
a pesar de todos los cuidados méricos. Doña 
Paulina, durante los largos dias de enfermedad 
que poco a poco fué debilitando su organismo, 
reveló una grande paciencia y una inconmovible 
fe. El Señor ha puesto término a sus sufrimien¬ 
tos y la ha llamado a su gloriosa presencia. Al 
esposo, Don Juan Pedro, a las hijas e hijos, nie¬ 
tos, hermanos, hacemos llegar nuestro aprecio 
y simpatías en medio de la prueba. Sus restos 
mortales descansan eu el cementerio local. 

El día 20 de noviembre falleció en el Hogar 
para Ancianos Don Agustín Tomás Pérez, a la 

edad de 83 años. Sus restos mortales fueron se¬ 
pultados en el cementerio local. 



































y